Lo más visto

Voltaire y Don Quijote

En la realidad lo que se da es lo contrario, golpear al que opina.

Enlace copiado
José Enrique Argumedo - Exmagistrado de la Sala de lo Constitucional de la CSJ

José Enrique Argumedo - Exmagistrado de la Sala de lo Constitucional de la CSJ

Enlace copiado

1-Muchas veces he escuchado y leído citando a Voltaire: "Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo". Esa frase no fue escrita por él, lo fue por Evelyn Beatrice Hall en 1906 en su libro "Los amigos de Voltaire", queriendo con ello consignar lo que a su juicio reflejaba las ideas de François-Marie Arouet. En la realidad lo que se da es lo contrario, golpear al que opina, expediente muy utilizado. Aquí en nuestro país tenemos muchos ejemplos. Algunos de ellos: detenido en 1933 Alberto Guerra Trigueros, director de "Patria" (abuelo de Alberto Arene); encarcelado José Dutriz h., de LPG; al exilio Napoleón Viera Altamirano, de El Diario de Hoy; herido de bala y apresado Jorge Pinto, de Diario Latino, todo en la época de Maximiliano Hernández Martínez. En el gobierno de José María Lemus fue enviado a prisión Manuel Salcedo Gallegos, de D de H. Ya en tiempos más cercanos, dinamitados el periódico La Crónica, YSAX y la imprenta de UCA, incendiado CoLatino. San Óscar Arnulfo Romero fue asesinado para callar su voz, lo mismo que los mártires de la UCA.

Los funcionarios, así como los artistas y los que se dedican al deporte competitivo, reciben opiniones que les contrarían, siendo difícil tener buena amistad con el que escribe o habla en contra. Los últimos mencionados carecen de fuerza para callar esas voces. El primero lo hace muchas veces, pero jamás debería de hacerlo, porque escrito está en la Constitución que juraron cumplir, el derecho a la libertad de expresión. Aunque perturbe la opinión de otros, debe de tolerarse, porque la tolerancia es un valor esencial de la democracia.

Dejando atrás lo no escrito por Voltaire, sino por Evelyn Hall, en la época actual el profesor del Tecnológico de Massachussets, autor de "Estados Fallidos", Noam Chomsky se expresa así: "Si crees en la libertad de expresión, crees en la libertad para puntos de vista que te disgustan. Si no crees en la libertad de expresión para las gentes opuestas, no crees en ella para nada".

2-Por enésima vez leí "Ladran, Sancho, señal que cabalgamos. Don Quijote". Quien escriba eso en dichos términos es señal que no ha leído a Cervantes. En ninguna página de las dos partes "Del ingenioso hidalgo Don Qvixote de la Mancha" (sic) aparece escrito lo consignado al inicio de este párrafo.

Don Quijote afectado por su afición desmedida a los libros de caballería, quien luchó contra los molinos de viento, contra los cueros de vino tinto, el de los imaginarios castillos, el que creyó ganar el yelmo de Mambrino, se ve que había extraviado el camino. La interpretación generalizada que se da a la frase citada –no de Cervantes– es para aquel que avanza en la ruta correcta y salen personas a señalarle defectos en lo realizado. Pero también vale otra interpretación, que es para aquel que perdido se ha apartado de la verdadera ruta, a quien más fácil es que los perros le ladren, porque ha ingresado a propiedades ajenas. La frase, pues, también es aplicable para aquel que se equivoca y le señalan que se ha equivocado y él desoyendo esas voces, llama perros a los que los que con "sus ladridos" lo pueden orientar a que regrese al camino correcto. Sin exaltarse se deben tolerar esos "ladridos" que son para bien.

Tags:

  • Voltaire
  • Don Quijote
  • Evelyn Beatrice Hall
  • funcionarios
  • Noam Chomsky

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines