Lo más visto

Voluntad política

Creo haber usado este término varias veces en mis ensayos. En la mayoría de ellas queriendo dar a entender que no existe la anuencia del gobierno para hacer tal cosa o tal otra.
Enlace copiado
Voluntad política

Voluntad política

Voluntad política

Voluntad política

Enlace copiado
 En una forma implícita descarta que no es la voluntad de todos, sino de un grupo en particular a quienes se les ha delegado para ejercer el poder por un período determinado.

En una fuente bibliográfica de las que abundan en internet se menciona que voluntad “es la capacidad de los seres humanos que les mueve hacer cosas de manera intencionada. La capacidad de decisión propia”. También encontré que monarquía absoluta era la voluntad del rey y que la voluntad general es importante para la toma de decisiones en democracia.

Cómo lograr una simbiosis entre la voluntad política de un grupo en el gobierno y la voluntad o necesidad constante, lógica y absolutamente necesaria de un pueblo, como podría ser la aspiración de contar con un trabajo decente y una calidad mínima de vida. Propuestas. El uso de un plebiscito como procedimiento jurídico por el que se somete a votación popular una ley o un asunto de especial importancia para el Estado.

Un plebiscito para cambiar la Constitución o “la moneda”. Son resoluciones que deberían ser tomadas por un pueblo, por su importancia y porque afecta a todos, por lo que amerita, la consulta o el sometimiento de una propuesta a votación ciudadana. En la mente del lector surgirán varios caprichos que debiesen haber sido sometidos a consulta popular. Mecanismos como el señalado se me ocurre servirían de puente para que decretos legislativos, ejecutivos y judiciales, tuviesen un asidero popular y nos acercasen a una anhelada democracia.

Hay tantos temas que requieren de un Acuerdo Nacional y de consultas populares, porque está en juego el porvenir de un país y el futuro generacional. Pero a veces creo que mis expectativas o mis ilusiones país no concuerdan con la realidad política o las aspiraciones egoístas y comportamiento soberbio de una minoría.

Pero a pesar de todo yo deseo mantener una actitud positiva con respecto a los acuerdos que saldrán de las reuniones de los representantes de los partidos políticos, basada en la esperanza que también son ciudadanos y están conscientes de que el país requiere de pactos trascendentales para aspirar a ser una sociedad viable. Sobre esos acuerdos, como ya lo expresé existe una expectativa que trasciende las fronteras, organismos internacionales, calificadoras de riesgos están esperando para reafirmar dictámenes o retractarse de las malas notas de que ha sido objeto el país, que afectan su perfil como sujeto de financiamiento.

Mi deber como ciudadano corriente, pero por la gracia de Dios laboral y profesionalmente activo, es mantenerme a la expectativa y colaborar con las autoridades con propuestas, porque solo de esa manera es que puedo contribuir a un futuro viable para las futuras generaciones. Colaborando constructivamente y dejando a un lado críticas se puede dejar legado. El país en las circunstancias actuales requiere de ciudadanos de buena voluntad.

La política fiscal sin política monetaria deja a la primera la responsabilidad de resolver la deformidad acumulada y formar un crecimiento con equidad. También equilibrar el presupuesto de la nación con reformas a las leyes de impuestos que induzcan a una mayor participación de las personas jurídicas en la tributación, para reducir la regresividad y desigualdad de la estructura impositiva existente.

Asimismo, todo ciudadano debe combatir la evasión y elusión fiscal, denunciando casos existentes, puesto que el actual desequilibrio presupuestario impide el inicio de políticas económicas sanas.

Tags:

  • democracia
  • prebiscito
  • desigualdad
  • evasion

Lee también

Comentarios