Lo más visto

Votemos por rostros, no por bandera

Enlace copiado
Óscar Manuel Batres B. - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Óscar Manuel Batres B. - Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Uno de los cambios más trascendentales en nuestra legislación electoral es el que nos permite a los ciudadanos votar por el rostro del o de los candidatos que nos parecen son los que tienen las mejores cualidades y propuestas para representarnos en la Asamblea Legislativa.

Cuando votábamos por bandera teníamos que seleccionar entre 5 o hasta más de 10 banderas, según el número de partidos que se presentaban a las elecciones. Ahora, podemos seleccionar a nivel nacional hasta 800 candidatos; 240 en San Salvador, 100 en La Libertad, y así en todos los departamentos, dependiendo del número de diputados que le corresponden a cada uno y partidos que se presentan a las elecciones.

Si nos quejamos sobre el desempeño de la Asamblea Legislativa, los diputados y los partidos, la votación por rostro es la que nos presenta la oportunidad de hacer los cambios que queremos.

Nos lamentamos de que tenemos diputados corruptos, inmorales, mediocres e incapaces, con la votación por rostro podemos evitar que sigan en la Asamblea.

Reclamamos que haya una renovación en la Asamblea Legislativa con diputados más comprometidos, más preparados y con carácter para mostrar independencia y valentía en sus actuaciones. El voto por rostro nos presenta la oportunidad de seleccionarlos en la papeleta de votación. Podemos dejar de marcar el rostro de los diputados que han pasado en la Asamblea sin pena ni gloria y los partidos los siguen postulando.

Queremos reconocer a los diputados que se lucen durante sus intervenciones en la Asamblea Legislativa, y muestran coherencia entre el discurso y sus actuaciones, tanto públicas como privadas. Los premiaríamos y recompensaríamos marcando su rostro en la papeleta.

Si no simpatizamos con ninguno de los candidatos que presenta el partido con el que nos hemos identificado en el pasado no tenemos que darle nuestro voto. Podemos buscar entre los candidatos de los otros partidos quiénes son los que tienen mejores cualidades, los que se han desempeñado mejor en la Asamblea o han presentado mejor sus propuestas en la campaña para darles nuestro voto. Este sería el mensaje más claro que podemos enviar para que los partidos seleccionen a los mejores, y apartar las figuras que provocan repulsión ciudadana.

Tenemos que saber que el voto por bandera significa autorizar al partido designar quiénes serán nuestros representantes en la Asamblea. Dejamos que el partido los seleccione por nosotros. Perdimos la oportunidad de hacer valer nuestro conocimiento y nuestro criterio para que tengamos a los mejores, con el agravante que, con pocas excepciones, los resultados de las elecciones internas realizadas entre las bases de los partidos favorecieron a los "mismos de siempre" para asegurarles los primeros lugares en la papeleta de votación.

La otra opción que tenemos al votar por rostro es votar cruzado. Significa que podemos dar nuestro voto a candidatos de diferentes partidos. La condición es que no marquemos ninguna bandera en la papeleta, solo rostros. En todos los partidos hay buenos candidatos. Queremos que haya un balance en la Asamblea, podemos seleccionar entre candidatos que representen a dos o más partidos. Queremos una Asamblea fuerte, honesta, capaz e independiente, votemos por rostro. Seleccionemos a los mejores.

Si votamos por bandera se continuarán perpetuando las acciones que hemos repudiado de la Asamblea Legislativa. Continuaremos viendo a los diputados que simbolizan el descaro y que han protagonizado las acciones que más han desprestigiado a la Asamblea y que opacan las buenas acciones que realizan otros diputados que efectivamente están comprometidos.

Hagamos que el voto por bandera sea una práctica del pasado. Nuestra democracia ha evolucionado. El voto por rostro y cruzado es la opción para hacer la diferencia. En nuestro metro cuadrado debemos hacer ver que así podemos tener mejores diputados. Da pena que no hayamos sido capaces de reaccionar para sacar partidos y diputados descarados e indecentes que desprestigian la Asamblea, se burlan de la ciudadanía y debilitan nuestro sistema democrático.

Tags:

  • rostro
  • diputados
  • votar
  • bandera
  • Asamblea
  • candidatos

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines