Loading...

¿Y después?

Enlace copiado
Sandra de Barraza - Columnista de  LA PRENSA GRÁFICA

Sandra de Barraza - Columnista de  LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Según la Encuesta Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (2017) de la Comisión Nacional responsable de ese segmento empresarial, CONAMYPE, en nuestro país hay 193,084 microempresas y 16,916 pequeñas empresas. De esta base empresarial, el 31 % se ubica en el departamento de San Salvador, el 13 % en La Libertad, el 10 % en Sonsonate. Ahuachapán y Santa Ana tienen 7 % cada uno y Usulután y La Unión registran el 6 % cada uno. El resto de departamentos tiene un menor porcentaje.

La motivación que tienen los empresarios de estas unidades productivas es la de tener su propio negocio y la de colaborar con el ingreso del hogar. El porcentaje que fundamenta su esfuerzo en estas dos razones llega al 52 %, reflejándose el espíritu de trabajo que caracteriza a la población salvadoreña.

Más de la mitad de las microempresas está concentrado en comercio (52 %) y le siguen en importancia las actividades de servicios (36 %). En las pequeñas empresas, el porcentaje de unidades productivas en comercio se incrementa al 64 % y en servicios disminuye al 27 %. En industria, la participación de la micro y la pequeña empresa es del 12 % la primera y 8 % la segunda.

Las unidades productivas, según la Encuesta de la MYPE de CONAMYPE, son jóvenes, están ubicadas en el periodo crítico de posible muerte de la iniciativa. Casi cinco de cada 10 empresas tuvieron menos de cinco años de existencia. Se registra diferencia en la edad según el tamaño de las empresas. Las microempresas con menos de 5 años fueron de 44 % y en el caso de las pequeñas el porcentaje fue del 28 %. Destaca la Encuesta que el 76.2 % de las empresas dedicadas al sector comercio no sobrepasa los 15 años de edad, les cuesta sobrevivir.

A la fecha, seguramente muchas de las microempresas registradas en la Encuesta MYPE ya no existen. Afirmarlo se dice por intuición porque no hay registro nacional que permita comparar cuántas nuevas empresas surgieron y cuántas empresas cerraron. Este balance es una tarea pendiente necesaria de asumir para evaluar pertinencia de estrategias de atención.

Las unidades productivas registradas en la Encuesta generan oportunidades de empleos para 692,200 personas. En las microempresas trabajaron 510,800 personas y en las pequeñas empresas fueron 182,400. Del total de los trabajadores vinculados a estas unidades empresariales, solo el 50 % fue remunerado y el 2 % fue de trabajadores eventuales. Un elevado porcentaje del 48 % fueron trabajadores no remunerados, seguramente familiares. Con este dato, el año en el que fue publicada la Encuesta, alrededor de 346,100 personas generaron sus ingresos a partir de su vinculación laboral a micro y pequeñas empresas.

Partiendo de la información de la Encuesta de CONAMYPE, al menos 350,000 trabajadores de micro y pequeñas empresas tendrán el beneficio del incremento del salario mínimo recientemente aprobado. A esto se suman los de medianas empresas que fácilmente podrían ser al menos 100 más.

Las unidades productivas aún están recuperándose del impacto del covid-19 y en breve serán impactadas con el incremento salarial. El gobierno ha asignado a FIREMPRESA 100 millones de dólares para paliar el impacto del incremento del salario mínimo en micro, pequeña y mediana empresa. Tiene como meta subsidiar a 13,500 empresas en estas categorías. Si todas fueran microempresas, podrían subsidiar al 7 % de las empresas registradas en la Encuesta MYPE de CONAMYPE. Si todas fueran pequeñas, podrían subsidiar al 80 %. Si incluyen a ambas, alcanza para subsidiar al 6 % dejando fuera a las medianas.

Con la disponibilidad actual, muchas se quedan fuera. Con la disponibilidad actual, en doce meses se acaban. ¿Y después?

Tags:

  • microempresas
  • Encuesta MYPE
  • unidades productivas
  • CONAMYPE
  • salario

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines