Lo más visto

Más de Opinión

Ya viene la vacuna, pero no la normalidad de antes

Enlace copiado
Claudio M. de Rosa - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Claudio M. de Rosa - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Se estima que las primeras vacunas podrían estar disponibles a partir de febrero-marzo de 2021, sin ser seguro, y luego, tomará un par de años para acercarse a una cobertura universal. 

Las grandes farmacéuticas del mundo comenzaron la carrera por la producción de vacunas contra el covid-19, y buscan la autorización para su fabricación masiva, lo cual puede tomar algún tiempo, y por el error de AstraZeneca ser más dilatado. Se estima que las primeras vacunas podrían estar disponibles a partir de febrero-marzo de 2021, sin ser seguro, y luego, tomará un par de años para acercarse a una cobertura universal. Y en la cola de espera, los países más ricos serán los primeros en tener acceso a la vacuna y luego naciones como El Salvador. 

Más de 150 posibles vacunas están en desarrollo en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los más avanzados son Pfizer de Estados Unidos de América (EUA) y BioNTech de Alemania, las primeras en solicitar la “autorización de uso de emergencia” de sus vacunas en EUA. Siguen Moderna (EUA), y la británica AstraZeneca, que tuvo que admitir un grave error. Se suman la vacuna Sputnik V de Rusia, y CanSino Biologics y Sinopharm, de China, entre otras.

Por su parte, UNICEF (ONU) ya está trabajando con empresas de transporte aéreo y marítimo el envío de las vacunas, según Etleva Kadilli, directora de la División de Suministros. Así, la UNICEF en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud, espera comprar y entregar unos 2,000 millones de dosis en 2021 en 92 países de ingresos bajos y medios. 

Sin embargo, aunque se tenga la vacuna, “difícilmente se podrá volver a la antigua normalidad”, según el infectólogo Eduardo Savio, coordinador del Comité de Inmunizaciones de la Asociación Panamericana de Infectología, quien agrega, “desconocemos cuánto durará la potencial inmunidad adquirida por la vacunación y hay una larga lista de incertidumbres a resolver”, como son la eficacia y la disponibilidad de la vacuna. 

Especialistas de todo el mundo coinciden en que la normalidad, posiblemente, no volverá hasta 2022. Sugieren seguir cuidándose y, probablemente, seguir utilizando máscaras y guardando distanciamiento. 

Según Bill Gates, la gente permanecerá temerosa de asumir riesgos si toda la población no está inmunizada. Luego, el trabajo presencial en las oficinas se reducirá y aumentará el teletrabajo. Por no tener que ir todos los días a la oficina, muchas personas podrán alejarse de los centros urbanos y residir en áreas rurales. 

Para Daniel Feierstein, sociólogo investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Argentina), el desarrollo tecnológico y la vinculación laboral virtual en países... con niveles de desigualdad muy grandes, esto representa un problema: podemos “tener la mitad de la población sobrando. La pregunta ¿qué vamos a hacer con eso?”

Por su parte, Martin Wainstein, director de la Carrera de Especialización en Psicología Clínica de orientación sistémica en la Facultad de Psicología de la UBA, alerta que vamos estar “un año y medio más” en estado de emergencia sanitaria, a pesar de la llegada de la vacuna y eso va a provocar impactos psicológicos y económicos muy grandes que se verán en los “próximos cinco años”.

Después de esto “se viene una gran pandemia de salud mental”. Su preocupación reside en que la pandemia ha causado un estrés crónico, dañado las relaciones interpersonales y ha alterado las relaciones familiares, así como la vida de los niños a falta de educación presencial, afectando su sociabilización. 
Aún falta mucho por recorrer.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines