Lo más visto

Más de Opinión

Zona Especial de Inversión para la región sur oriental del país (parte 1)

Enlace copiado
Tharsis Salomón López / Ministro de Economía

Tharsis Salomón López / Ministro de Economía

Enlace copiado

Después de un año de intenso trabajo, en los próximos días presentaremos la iniciativa de ley para la creación de la Zona Económica Especial de la Región Sur Oriental del País.

Es resultado del esfuerzo interinstitucional liderado por el vicepresidente, Óscar Ortiz, con la participación del MINEC, PROESA, MARN, CEPA, CNR, Dirección General de Aduanas y Dirección General de Migración, entre otras.

De acuerdo con la definición del Banco Mundial (2012), las Zonas Económicas Especiales (ZEE) son áreas geográficas delimitadas dentro de las fronteras nacionales de un país, donde las reglas para los negocios son diferentes, generalmente más “liberales”, que aquellas del resto del territorio.

En ellas el Estado ofrece condiciones singulares que promueven el establecimiento de nuevas inversiones privadas, se estimula la generación de más empleo, la transferencia de tecnología, el encadenamiento productivo con alto valor agregado, como el aprovechamiento más eficiente de los recursos naturales y logísticos del territorio. Las ZEE usualmente se ubican en áreas geográficas con alto potencial económico y logístico, y están llamadas a convertirse en motores dinamizadores del comercio exterior, el empleo y el crecimiento.

Cuentan con un marco legal especial, con medidas que garantizan un ambiente favorable para el desarrollo de los negocios y dan certidumbre a la inversión. Se complementan con políticas públicas e instrumentos que apoyan la formación y la capacitación del capital humano y la innovación. Ofrecen tres tipos de ventajas en relación con las inversiones y operaciones empresariales en general en un país.

f Un entorno aduanero especial con una administración aduanera eficiente y ágil.

f Una infraestructura de servicios más competitiva y eficiente.

f Una gama de incentivos fiscales y no fiscales que superan a los que se ofrecen en otros regímenes y en otros territorios.

Nuestra propuesta recoge este marco conceptual y, además, incorpora las mejores prácticas que hemos identificado en América Latina, tales como: Zonamérica en Uruguay; Guanajuato Puerto Interior, en México; y puerto Mariel, en Cuba. Propone la creación de la primera ZEE en la región sur oriental del país, en un territorio que abarca 25 municipios en un espacio de 3,000 kilómetros cuadrados, y alberga a más de 467 mil habitantes.

Para la gestión de este régimen especial se crea un sistema de gobernanza con amplia participación del sector privado y los gobiernos locales. Se delega en el Ministerio de Economía la responsabilidad de administrarlo, tomando en cuenta su experiencia en la administración de las leyes de Zonas Francas y Servicios Internacionales.

Incluye un régimen aduanero liberatorio que da mayor agilidad en el tránsito de mercancías y un tratamiento migratorio especial que facilita la obtención de visas de negocios y residencias a los inversionistas. Por otro lado, el MARN pondrá a disposición la zonificación ambiental y los lineamientos de uso de suelo para dar mayor certidumbre a los inversionistas y facilitar la obtención de permisos.

La selección de esta región del país no ha sido arbitraria. Por el contrario, es el reconocimiento de su alto potencial de crecimiento, aún poco aprovechado, y de la oportunidad que se presenta con la reactivación del puerto La Unión, cuyo proceso de concesión estaría previsto para este año.

La primera ZEE que se conoce es la del aeropuerto de Dublín, Irlanda (1959). Casi 60 años después, la OIT reporta la existencia de más de 3,500 ZEE alrededor del mundo, ubicadas en más de 130 países. Nuestro país no puede quedarse atrás y por ello es que estamos comprometidos con esta iniciativa que sin duda contribuirá al crecimiento y al desarrollo socioeconómico no solo del oriente, sino de todo el país.

Unámonos para crecer.

Lee también

Comentarios