¡Bienvenido año 2015!

Que disfruten de un feliz año 2015 son mis deseos más sinceros para los lectores de esta columna.
Enlace copiado
Enlace copiado


Y los invito a hacer referencia a la vida pasada y a la nueva; que nos refiere nuestra Sagrada Biblia, en el libro de Colosenses de San Juan Pablo.

“Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros; fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría, cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia. Dejad también vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicias, blasfemias, palabras deshonestas de vuestra boca”.

Seamos este año 2015 un odre nuevo; que el poder del alfarero Jesucristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos, y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría”.

“Sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto”.

A mis colegas maestros, profesionales de la educación pública y privada, les auguro educar e instruir a sus alumnos con amor y vocación; que las llamas de la fogata de nuestro pensamiento revivan las neuronas de los niños y jóvenes estudiantes. Así, nuestra querida patria será feliz, próspera y progresista; cubierta de una gran nube de paz duradera.

Este año que está en nuestros ideales el futuro de nuestra nación pensemos en que ella será el árbol frondoso de nuestra sabiduría, progreso y libertad.

[email protected]m

Tags:

  • 2015
  • san juan pablo
  • biblia
  • jesucristo

Lee también

Comentarios

Newsletter