¡Yo quiero ser diputado!

Estamos iniciando un nuevo año y como es costumbre lo iniciamos con sueños, metas e ilusiones, lastimosamente a medida que el año avanza muchos de esos sueños van quedando en el camino por la falta de oportunidades en nuestro país.
Enlace copiado
Enlace copiado
 Son muchos los jóvenes que cada año logran culminar una carrera académica con la idea de obtener un buen empleo y que este se traduzca en una mayor fuente de ingresos para él y su familia.

Pero al llegar a las entrevistas de trabajo se encuentran con obstáculos como el no poder hablar un segundo idioma al cien por ciento, falta de una maestría o posgrado o en el mayor de los casos falta de experiencia laboral.

Pensando en esto he sentido el deseo de ser diputado, ya que en la Asamblea Legislativa para ocupar una de las 84 curules no es necesario saber hablar un segundo idioma, mucho menos tener un alto nivel académico, tampoco haber estudiado en el exterior. Y a cambio de eso reciben un excelente salario, viáticos, gastos de presentación y hasta fuero político.

Claro, entre todos los parlamentarios hay muchos que son la excepción y son preparados académicamente y profesionalmente. ¿Pero los demás? Se acercan las elecciones, analicemos bien las caras y propuestas de los candidatos, la mayoría ya conocidos, y votemos por el candidato con el mejor perfil y las mejores propuestas, nos merecemos legisladores preparados, eficientes y entregados al país.

[email protected]

Tags:

  • asamblea
  • diputado
  • juventud
  • salarios

Lee también

Comentarios

Newsletter