¿Estancamiento en la Educación Superior?

A juzgar por la información y estadísticas que produce la Gerencia de Evaluación e Información Estadística del MINED, la Educación Superior se encuentra en situación de estancamiento.
Enlace copiado
¿Estancamiento en la Educación Superior?

¿Estancamiento en la Educación Superior?

¿Estancamiento en la Educación Superior?

¿Estancamiento en la Educación Superior?

Enlace copiado


Este nivel fue servido en 2013 por 40 instituciones: 24 universidades (60 %), entre ellas la estatal, 9 Institutos Especializados (22.5 %) y 7 Institutos Tecnológicos, (17.5 %).

Las IES reportaron en 2013 una matrícula de 176,063 estudiantes, 3.65 % más que en 2012 (169,860).

Las universidades aumentaron su matrícula en 6,524 estudiantes, los institutos especializados atendieron a 363 estudiantes menos, (-3.80 %) y los institutos tecnológicos aumentaron en 22 estudiantes la matrícula con relación a 2012. Los institutos son importantes en tanto sirven carreras que se estima más articuladas con las necesidades de desarrollo productivo del país.

El 92.34 % de la matrícula se registró en las universidades (162,578 estudiantes); los institutos especializados atendieron a 8,680 alumnos (4.93 %) y los tecnológicos inscribieron a 4,805 estudiantes (2.73 %).

La universidad estatal matriculó a 48,212 estudiantes –29.65% del total de la matrícula universitaria– y las 23 restantes registraron a 114,366 alumnos, (70.35 %), cifra que confirma la importancia estratégica de las iniciativas privadas en educación superior.

Bajo las distintas formas de contratación, en las universidades, trabajaron 8,235 docentes; 648 en los institutos especializados y 420 en los tecnológicos.

Para asomarse a una visión territorial, cabe señalar que en 2013, cuatro departamentos del país, –San Salvador, La Libertad, San Miguel y Santa Ana– concentraron el 89.3 % de los estudiantes, dejando a 8 departamentos con el restante 10.7 % de alumnos.

El departamento de Cuscatlán no reportó estudiantes matriculados en educación superior; Morazán registró 92 estudiantes, La Paz 495 y 890 Ahuachapán.

La información y las estadísticas consultadas permiten establecer el grado de avance en el nivel terciario de la educación. En 2013, el indicador de estudiantes por docente sufrió un deterioro relativo: aumentó a 18.92 (-1.17). Los estudiantes por docente a tiempo completo aumentaron en 2013 a 57.36, desde un valor de 53.37 en 2012.

El número de estudiantes por docente hora-clase experimentó un leve aumento en 2013, en comparación al año anterior, lo que significa un deterioro de este.

El porcentaje de docentes horas-clase aumentó también en 2013.

En 2013, solo el 32.97 % de la planta docente en el sistema estaba contratado a tiempo completo, mientras el 53.86 % laboraba bajo la modalidad hora-clase.

Teniendo en cuenta que la Ley de Educación Superior en el art. 2 establece como objetivos del nivel superior: “b) Promover la investigación en todas sus formas; y c) Prestar un servicio social a la comunidad;...”, explicando en el art. siguiente que: “La investigación es la búsqueda sistemática y análisis de nuevos conocimientos para enriquecer la realidad científica y social” y: “La proyección social es la interacción entre el quehacer académico con la realidad del país”, conviene mirar los indicadores que hacen posible comprobar si tales objetivos y funciones se están cumpliendo a cabalidad.

En 2012, el porcentaje de presupuesto utilizado en investigación científica fue de 2.05; en 2013 disminuyó a 1.98. Asimismo, el porcentaje del presupuesto utilizado en proyección social fue en 2012 de 2.85 y en 2013 bajó a 2.80. Ambos indicadores reflejan la responsabilidad de las IES, el aporte a la solución de los problemas, el grado de vinculación con su entorno y el fortalecimiento de la contextura ética de los estudiantes.

El análisis objetivo de la información indica que en el país, la educación superior se encuentra estancada.

Tags:

  • educacion
  • mined
  • universidades
  • matricula

Lee también

Comentarios

Newsletter