¿Qué es primero?

¿Qué es lo que desencadena procesos de crecimiento económico en el mundo? ¿Cuáles son las condiciones básicas para liberar procesos virtuosos en mayor número de empresas, nuevos sectores económicos con mejora tecnológica, nuevas modalidades de uso de la técnica que eleve la productividad laboral y genere al mismo tiempo niveles de producción y empleo decente en el país? ¿Ese papel le corresponde y puede estar en la inversión extranjera o le corresponde a la inversión salvadoreña inicialmente? ¿Qué es primero?
Enlace copiado
¿Qué es primero?

¿Qué es primero?

¿Qué es primero?

¿Qué es primero?

Enlace copiado
Muchos afirman que sin inversión extranjera no despegará la economía salvadoreña. ¡Grave error! Siguen creyendo que esa es una de las soluciones al actual marasmo económico que atraviesa la economía salvadoreña.

Los argumentos que se escuchan por los medios de comunicación son variados y se centran en que los niveles exiguos de crecimiento económico del país se deben a la pérdida de captación de inversión extranjera versus lo que otros países han venido captando a lo largo de los últimos años.

Se afirma, por ejemplo, que la economía de El Salvador no crece porque existe un ingreso de capital e inversión extranjera menor que la observada en Centroamérica.

En el fondo el planteamiento es que no se aprovecha el ahorro y capital externo para el financiamiento de las diferentes actividades económicas, y que El Salvador no ha realizado su mejor esfuerzo para atraer las inversiones extranjeras.

Creer de manera ciega que el flujo libre de capitales es la solución a los problemas de baja inversión es otro de los mitos económicos no superados por algunos agentes económicos en el país.

Sin embargo, existe el consenso que “la movilidad del capital no parece ser el factor que permitió la convergencia entre países, o por lo menos no el factor principal. Ninguno de los países asiáticos como Japón, Corea o Taiwán o más recientemente China, gozó de inversiones extranjeras masivas...” (T. Piketty, 2014, p. 87).

No se puede considerar como regla que es la inversión extranjera la que superará la escasez de inversión local.

Se confirma por los hechos que la libre circulación de capitales no garantiza la mejora sustantiva de los ingresos por habitante, aunque puede mejorar el nivel de producción por habitante. La perfecta movilidad de los capitales a nivel mundial, en dado caso existiera, parece que no reduce las desigualdades, no hay evidencia además que haya generado formación y calificación del factor trabajo, de una mayor tecnología y mucho menos de nuevo capital humano cuando se revisa la experiencia de los países recientemente industrializados.

¿Es el capital privado internacional el sector clave en los procesos de crecimiento económico y que son imprescindibles para el desarrollo económico de los países centroamericanos?

Confiar en elementos externos para desencadenar el crecimiento económico y el desarrollo de países como El Salvador es otra de las ilusiones que se han mantenido en algunos, que por cierto, generan opinión.

¿Por qué no confiar en las capacidades nacionales? Es recomendable construir ese cambio estructural a través de un nuevo modelo económico que requiere nuestro país, poniendo más énfasis en la articulación del aparato económico desde su oferta y demanda intersectoriales propias.

El Plan Quinquenal de Desarrollo es la herramienta que puede conducir y entusiasmar proponiendo las tasas internas de retorno en determinados sectores económicos, para que las empresas de todo tamaño se vinculen, se interesen y participen en los proyectos específicos claves, generen la confianza y sean detonantes de producción y empleo local.

Solo de esa manera vendrá inversión extranjera, cuando los salvadoreños mostremos que es posible construir acuerdos con proyectos productivos claves para el desarrollo nacional.

Tags:

  • centroamerica
  • economia
  • plan quinquenal
  • inversion
  • crecimiento

Lee también

Comentarios

Newsletter