Lo más visto

Más de Opinión

¿Se puede arreglar la economía?

“La economía destrozada solamente puede recuperarse con mucha inversión y creación de empleos. Para atraer inversión nacional y extranjera, las tres condiciones más importantes son: confianza, confianza y confianza.”
Enlace copiado
¿Se puede arreglar la economía?

¿Se puede arreglar la economía?

¿Se puede arreglar la economía?

¿Se puede arreglar la economía?

Enlace copiado
Escuchando a un panel de economistas sobre cómo arreglar la economía y viendo los documentos producidos por el PNUD, salta a la vista el diagnóstico común: la economía está estructuralmente dañada y recuperarla no es nada fácil pues el déficit fiscal es enorme y tiende a crecer, el endeudamiento es alarmante, al borde de lo catastrófico. Las prácticas del Gobierno bajo ahorro, mucho gasto y poca inversión son exactamente lo contrario de lo que debiéramos hacer.

Hay problemas en el sistema privado de pensiones. El Estado prácticamente se ha apoderado de los fondos de los pensionados a tasas indecentemente bajas. En otros países esa masa enorme de dinero ha servido para dinamizar la economía y el mercado de capitales. ¿Hacia dónde va el sistema? Es peligroso.

La diferencia entre exportaciones e importaciones es creciente; el consumismo en nuestra sociedad es como el Gobierno: se gasta más que lo que gana y eso lleva a desarrollos catastróficos.

Muestra impresionante de nuestra orientación al consumismo fue el reciente viernes negro, costumbre importada hace un par de años desde EUA y ahora se manifestó con intensidad.

La señal es mala, ese no es el camino, tanto los privados como el Estado tienen la necesidad de ahorrar más y gastar menos, invertir más y gastar menos.

Todos coinciden en que para rescatar la economía del país y proporcionar un grado importante de bienestar a la población es necesario lograr tasas de crecimiento económico alto, a tasas superiores al 5 % del PIB por muchos años consecutivos. Es necesario crear unos 250,000 empleos en pocos años. ¿Cómo se da todo lo anterior? viene a ser la pregunta clave.

La misma respuesta dan todos: con inversión privada abundante y diversificada, apuntando a la exportación, porque el mercado local es muy pequeño. La siguiente pregunta es, entonces, ¿cómo se logra tener una mayor inversión nacional y extranjera?

La respuesta más importante es confianza, confianza y confianza. Garantizar al inversionista que encontrará un ambiente amigable con los negocios, ante todo certeza jurídica, que las reglas del juego no son cambiadas a medio camino, que la institucionalidad del país es fuerte y que la aplicación de la ley de manera adecuada es su mejor protección; que el Estado, tanto el Ejecutivo como el Legislativo y las municipalidades, comprende el valor de la inversión para el desarrollo del país o el municipio y se convierte en aliado de los inversionistas y los cuida. Que los trámites y permisos son estrictos en su concepción, pero muy ágiles en su aplicación, y lo que no funciona se cambia estudiándolo bien y considerando la opinión de los inversionistas. Que no se tenga la percepción de que el gobernante o el legislador son hostiles al empresario, al inversionista, que no se le hostiga ni se le dificulta su accionar. Que no privilegia a empresarios amigos o “afines”, deteriorando la competitividad del sector en que se mueven.

Cómo cree usted, lector, que se ve la situación frente a una elección presidencial en la que, al igual que en Honduras, lo que estará en juego será la posibilidad de la profundización de un modelo tipo siglo XXI si gana el FMLN. ¿Cree posible que si ese partido gana la elección impulsará la confianza del inversionista? ¿Cree que no favorecerán los negocios franquiciados y de amigos como se insinúa en los conglomerados ALBA que se anuncian?

Más bien parece que si gana el FMLN representa todo lo contrario. Las empresas ALBA, en mi criterio, no tienen nada de malo si muestran con transparencia el origen de los fondos, no ser favorecidos por el Estado amigo ni se usan para fines políticos.

La economía está fatal, pero no es tan complicado enderezarla si se logra cultivar la confianza del inversionista. ¿Puede el FMLN actual? Está difícil.

Tags:

  • pnud
  • inversion
  • fmln
  • alba

Lee también

Comentarios