¿Tocando fondo?

“Las pandillas han tomado tanta fuerza y territorio que exceden la capacidad de respuesta del Estado solo. Se necesita un pacto nacional; el presidente lo entiende bien y por eso creó el Consejo de Seguridad que va bien y ahora entra a la etapa crítica: la implementación. Unámonos en apoyo”.
Enlace copiado
¿Tocando fondo?

¿Tocando fondo?

¿Tocando fondo?

¿Tocando fondo?

Enlace copiado
Los problemas más graves que enfrentamos hacen sentir a la ciudadanía que estamos a punto de tocar fondo: la violencia pandilleril y la falta de creación de empleos. El tema de la violencia se salió de control y supera en la actualidad a la capacidad de acción del Estado para corregir efectiva y rápidamente la situación. Las pandillas han crecido tanto y tienen tanto control territorial, que algunos en el alto nivel y muchos en la llanura sabia piensan que como van las cosas el siguiente objetivo de esas estructuras delincuenciales es incursionar en política, por medio de vehículos existentes o por crear.

Este escenario presenta el peligro del llamado “Estado fallido” y no es algo que esté en la Luna; realmente nos vamos acercando peligrosamente a ello. Para evitarlo es necesario un pacto nacional por la seguridad en el que a la cabeza deben estar acuerdos sinceros entre las dos principales fuerzas políticas y con ellos el resto de partidos y la sociedad civil y el empresariado.

El gobierno comprende bien la magnitud del problema que enfrenta y buscó acertadamente la creación y empoderamiento del Consejo Nacional de Seguridad, de composición muy amplia y diversa. Algo que va en esa línea y por buen camino.

Se ha producido un documento con medidas explícitas cubriendo casi todo el espectro necesario. Algunas ya están en operación y lo que sigue es pasar del discurso a la acción. Los responsables de ejecutar son las diferentes instancias del Estado: Seguridad Pública, PNC, Fiscalía, la Corte Suprema de Justicia y el CNJ para velar por que los jueces hagan bien su trabajo, la Asamblea Legislativa para leyes especiales, algunas ya pasaron, otras con estados de excepción (que están contemplados en la Constitución), como fiscales y jueces sin rostro, entre otros.

Quizá nada de esto será posible sin una profunda depuración en todos los cuerpos enfermos, Policía, jueces, Fiscalía y sistema carcelario a la cabeza. Tendrá que cambiarse el discurso confrontativo de enemigos y llegar a crear verdadera confianza en los dos partidos mayoritarios y con ellos entrarán los otros y la sociedad civil. El asunto es grave, tratémoslo como tal.

El Consejo cumplirá su labor en la fase permanente acompañando las acciones del plan en el territorio, monitoreando y auditando la ejecución de los planes y presupuesto y muy importante, logrando el apoyo del país, solo así puede detenerse este monstruo que creció demasiado.

En el Consejo nos sentimos cómodos con el desarrollo del proceso, viene la parte compleja que es la ejecución del plan. Allí tenemos que trabajar con lo que existe y ciertamente se detectan en casi todas las instituciones grandes carencias de capacidad para ejecutar lo pertinente, un tema que debe revisarse y tratar de subir a bordo a cuadros capaces aunque no sean del FMLN.

La reactivación de la economía y la atracción de las inversiones que generan empleo son clave para disminuir la violencia y que para ello hay que atraer inversión y los inversionistas necesitan seguridad jurídica y que no cambien las reglas del juego a medio camino y disminuir las trancas que pone la burocracia. Y aunque esta afirmación es casi universalmente aceptada en estos días, las explicaciones y argumentos que escucho explicar en sus propuestas a los candidatos a diputados distan mucho de ser efectivos. Algunos no comprenden que compone la confianza.

Además de no atentar contra la institucionalidad, reparar (no sé cómo) y no repetir el desastroso tratamiento a Enel y los oscuros manejos en la CEL, LaGeo, la INE desde el más alto nivel político, ello nos dejó muy mal en el extranjero, la poca transparencia y el desastre del SITRAMSS y el dominio de la Asamblea a base de transfuguismo son grandes causas de incertidumbre para el inversionista.

¿Estamos dispuestos a corregir este tipo de actuar?

Tags:

  • seguridad
  • pandillas
  • violencia
  • estado fallido

Lee también

Comentarios

Newsletter