Lo más visto

Más de Promociones

80 pacientes están en la lista de espera para un trasplante renal

El Seguro Social, el único que hace trasplantes renales en el país, solo está realizando uno por semana, por lo que hay quienes tendrán que esperar más de un año para conseguirlo.

Enlace copiado
Problema a escala internacional. La mayor parte de los países se enfrentan con grandes dificultades para satisfacer la demanda de riñones para trasplante, según ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Problema a escala internacional. La mayor parte de los países se enfrentan con grandes dificultades para satisfacer la demanda de riñones para trasplante, según ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Enlace copiado

80 pacientes con enfermedad crónica renal (ECR) están en la lista de espera del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) para poder beneficiarse de un trasplante de riñón. "Es bastante larga", admitió el jefe de Medicina Interna de la referida institución, Otto Meléndez, quien además anotó que en la actualidad solo es posible realizar uno semanal.

Una de las razones por las que el proceso es lento es porque la capacidad instalada actual del ISSS es una sola sala para este tipo de intervención quirúrgica, aunque las autoridades afirmaron que están trabajando en un proyecto para ampliar esa capacidad.

"Ya hay un proyecto para hacer crecer la Unidad de Trasplantes. Es un proyecto para ampliar más la sala y las camas, porque acuérdese que cuando se opera son dos pacientes: el donante y el receptor, ambos deben quedar ingresados", detalló el subdirector de Salud del ISSS, Andrés Zimmerman.

Si un año tiene solo 52 semanas, por lo menos a una treintena de pacientes le tocaría esperar hasta más de un año para la cirugía.

Ejecutado el proyecto, el ISSS podrían duplicar su capacidad y realizar dos trasplantes semanales.

La razón principal, sin embargo, es que en este momento no existe un asidero legal en El Salvador para que los médicos puedan realizar trasplantes por medio de donación cadavérica.

"Solo tenemos donador vivo y, de todos los pacientes que evaluamos, dos de cada tres nos resultan enfermos; entonces, no se pueden tomar como donantes", explicó Meléndez, quien es especialista en nefrología.

En los últimos meses, los diputados de la Asamblea Legislativa han llamado en distintas ocasiones a los médicos del ISSS para que hagan sus valoraciones profesionales en torno a la donación de órganos, tejidos y células, precisamente porque tienen ya más de un año discutiendo no menos de dos propuestas de ley que están orientadas en el sentido de promover y facilitar las cirugías de trasplantes (ver nota aparte).

"Para la donación cadavérica allí sí necesitamos el apoyo de la Asamblea Legislativa. Según nos han informado, están discutiendo la ley para poderla aprobar. El Seguro Social ya está listo. Nos han llamado, hemos llegado a opinar, sugerir y aclarar dudas", expresó el nefrólogo.

Otra de las debilidades en este tema es que en ninguno de los 30 hospitales del Ministerio de Salud (MINSAL) se realiza este tipo de procedimientos.

Las estadísticas oficiales de ambas instituciones cifran en más de 9,900 las muertes de salvadoreños con insuficiencia renal en la última década (2009-2018) y para este año los decesos suman 448.

Hace apenas unos días atrás, el joven Óscar Rivas Palacios, de 34 años, buscó auxilio ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) mediante una demanda de amparo; también puso otra denuncia ante la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH); e interpuso un recurso legal ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos del Organismo de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington, Estados Unidos, por la tardanza del ISSS en trasplantarle un riñón.

Consultados sobre su caso, ambos médicos aseguraron que es imposible que la operación tenga lugar en los próximos días, a pesar de que lo han colocado entre los primeros lugares de la larga lista de espera, porque padece de una complicación cardíaca.

"El paciente ingresó al Seguro Social en junio. A julio, agosto, septiembre, octubre, son cuatro meses, hemos corrido con él. Todos los exámenes que tenía para noviembre se le adelantaron. El donante, que es la señora, ya está lista, el problema es que él tiene un problema en el corazón, tiene una insuficiencia cardíaca y la cirugía dura 12 horas, no va a aguantar", manifestó Zimmerman.

"No es que sea imposible trasplantarlo, pero necesitamos la preparación cardiológica para tratar de asegurar que no vamos a tener eventualidades durante la cirugía, porque someterlo a una cirugía es como si lo pusiera a correr a una banda sin fin, y como podría salir muy bien podría también haber hasta muerte, y allí es donde estamos con el problema", añadió Meléndez.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines