Lo más visto

Más de Promociones

Covid-19 motiva a narcotraficantes a utilizar más la vía marítima: ONU

Jefa fiscal antinarcotráfico de El Salvador considera que transporte de droga por Centro América es "cíclico", pues alterna la vía terrestre y marítima. FGR dice que sigue vigilancia en altamar con la Fuerza Naval Salvadoreña.

Enlace copiado
Por el mar. Las autoridades salvadoreñas han visto que los narcos alternas la estrategia para el trasiego de droga. Usan la vía terrestre y marítima.

Por el mar. Las autoridades salvadoreñas han visto que los narcos alternas la estrategia para el trasiego de droga. Usan la vía terrestre y marítima.

Enlace copiado

Nuevas vías de tráfico de droga, más producción local y mayor población de escasos recursos involucrada en la cadena de distribución son el escenario del narcotráfico en la región que está modificando la pandemia covid-19, según el más reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Los expertos consideran que la reducción del tráfico aéreo a la mínima expresión, producto de la respuesta de los gobiernos para disminuir los contagios locales del nuevo coronavirus, ha provocado una escasez de abastecimientos de droga en los grandes mercados de consumo, como Estados Unidos y Europa.

"Los narcos no tienen otra alternativa que buscar rutas marítimas que alivien la presión que ha producido la pandemia sobre los itinerarios por aire y por tierra", se desprende del informe publicado recientemente en Viena por la Oficina contra la Droga y el Delito de Naciones Unidas.

El informe de la Organización de Naciones Unidas, publicado este jueves, comenta al respecto que drogas sintéticas como la metanfetamina, movidas principalmente por vía aérea, son las más afectadas. Sin embargo, en el caso de la cocaína estaría también transitando a esa variante.

La ruta preferida por los narcotraficantes en los últimos tiempos para surtir de cocaína y metanfetaminas el mercado estadounidense ha sido Centroamérica, según reportes de las mismas autoridades de EUA. Sus números calculan que en los últimos años, un 80 % de la cocaína que consumen los estadounidenses ha transitado por territorio centroamericano.

En el caso de El Salvador, ese tránsito, según la Fiscalía salvadoreña, ha sido cíclico; pues los narcotraficantes han alternado su preferencia por el transporte terrestre y marítimo.

Aunque en los últimos meses, han visto moverse más los paquetes de cocaína por tierra, sobre todo utilizando los viajes comerciales de buses internacionales o por medio del transporte de carga. Una estrategia contraria a la utilizada hasta principios de 2019, cuando El Salvador reportó incautaciones récord de cocaína en altamar. Incluso realizó detenciones de embarcaciones de tipo semisumergibles cargadas con droga.

Cecilia Rivas, jefa antinarcotráfico de la Fiscalía General de la República (FGR), considera que el movimiento de los narcotraficantes por El Salvador es "cíclico", pues no han dejado de utilizar ninguna de las vías de transporte.

Aunque reconoce que la vía marítima puede ser mayormente explotada para el transporte de alijos de cocaína en estos tiempos de pandemia.

"Como Fiscalía seguimos trabajando en conjunto con la Policía Nacional Civil y la Fuerza Naval Salvadoreña, quienes siguen vigilando el paso de droga por altamar", asegura la jefa fiscal.

Otra de las preocupaciones de la ONU es que la covid-19 motive la producción de droga en los países latinoamericanos. Algo que ya estaba ocurriendo antes de la pandemia en Centroamérica, principalmente en Honduras.

En la última década, Honduras, golpeado por la corrupción y la debilidad estatal, ha experimentado una proliferación de laboratorios con capacidad de transformar la hoja de coca en clorhidrato de cocaína.

Medios locales han informado del hallazgo de unos 12 laboratorios, aún con características rudimentarias, entre 2009 y 2020. Lo que pone en evidencia la transformación en Centroamérica de ser un territorio de tránsito de droga a una región productora.

En El Salvador, sin embargo, no ha habido hasta la fecha evidencia de que también esté transitando hacia ese nuevo escenario. Una de las razones, de acuerdo con investigadores antinarcotráfico, es que se trata de un país pequeño y densamente poblado, lo que no deja espacio para el cultivo de la hoja de coca.

El informe de la ONU también pone luz sobre otro de los impactos de la pandemia en el narcotráfico.

Los expertos estiman que el golpe económico de la covid-19 en la industria tradicional está provocando que muchas personas pierdan sus empleos, lo que empujaría a más personas, sobre todo campesinos de escasos recursos económicos, a involucrarse más en la distribución de droga.

En El Salvador, al menos tres estructuras de narcotransportistas, principalmente lancheros, han sido procesadas judicialmente por tráfico de droga. Las investigaciones han mostrado que su labor ha pasado de ser de logística a una participación más activa. La advertencia de las autoridades es que la pandemia motive más esa labor en pescadores artesanales.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines