Loading...
Promociones Contenido promocionado

FUSAL celebra 35 años de compromiso con el bienestar, educación y desarrollo de los salvadoreños más vulnerables

La organización surgió de la iniciativa del sector privado, con el fin de canalizar la experiencia y capacidad de los empresarios para aliviar las necesidades de las comunidades más vulnerables, especialmente en momentos de catástrofe.

Enlace copiado
FUSAL celebra 35 años de compromiso con el bienestar, educación y desarrollo de los salvadoreños más vulnerables

FUSAL celebra 35 años de compromiso con el bienestar, educación y desarrollo de los salvadoreños más vulnerables

Enlace copiado

La Fundación Salvadoreña para la Salud y el Desarrollo Humano (FUSAL) es una organización privada sin fines de lucro fundada en 1986 por Luis Poma y un grupo de empresarios comprometidos con el progreso  de El Salvador. Este próximo 6 de octubre, la Fundación cumple 35 años de ejecutar programas sociales que brindan soluciones efectivas en áreas importantes como atención de desastres, salud, seguridad alimentaria, educación y desarrollo local.

“En nuestra historia reciente, la pandemia por covid-19 ha puesto a prueba nuestra resiliencia e innovación. Conscientes de nuestra misión y del legado heredado de nuestros fundadores, nos concentramos en ejecutar una estrategia efectiva para paliar las consecuencias de esta crisis sanitaria”, afirmó el presidente de FUSAL, Ricardo Poma.

Como resultado de una evaluación técnica, FUSAL impulsó el Fondo de la Solidaridad para disminuir el impacto de la crisis sanitaria. A través de esta estrategia, logró consolidar la confianza de más de 30 donantes, entre organizaciones y personas, y recaudó $2.2 millones para la adquisición de más de 30 mil pruebas diagnósticas y 70 mil kits de protección para personal de primera línea, que fueron distribuidos en la red nacional de salud.

En más de tres décadas, la organización ha canalizado a través de su Programa de Ayuda Humanitaria más de $800 millones en donaciones a cientos de instituciones beneficiarias, tanto públicas como del sector social. Este programa es ejecutado en coordinación con la Salvadoran American Humanitarian Foundation (SAHF), su organización hermana en Miami.

“Durante todos estos años, la generosidad de nuestros donantes y aliados ha sido fundamental para mejorar las condiciones de vida de miles de familias. Agradecemos a todos ellos -particularmente a nuestra fundación hermana SAHF- por su confianza en nuestra organización. Deseamos seguir trabajando juntos para construir un país más humano, solidario y con bienestar”, enfatizó Poma.

Inversión en primera infancia y educación

FUSAL está convencida de que para contribuir a que El Salvador transite por la senda del desarrollo es fundamental invertir estratégicamente desde la primera infancia para permitir que todos los salvadoreños alcancen su máximo potencial y accedan a oportunidades.

Además de trabajar en ayuda humanitaria, FUSAL fue pionero en  desarrollar, en 2004, un  Programa de Primera Infancia para aprovechar los primeros 1,000 días de vida de los niños. A la fecha, 24 municipios del país han sido impactados a través de la atención con énfasis en nutrición y estimulación temprana a niños menores de cinco años y embarazadas.

La inversión en educación también ha sido una prioridad para la organización. Desde 2006 trabaja en el cierre de la brecha digital con el apoyo de Fundación Telefónica y actualmente con el Programa Profuturo. Como resultado de sus intervenciones han sido beneficiados más de 43 mil estudiantes y más de 10 mil docentes.

Recientemente, para generar oportunidades de desarrollo en tres municipios de Usulután, FUSAL asumió la ejecución del Programa Horizonte, impulsado por la empresa de energía solar Neoen El Salvador.  Durante los próximos 20 años, se espera invertir $10 millones en educación, salud y desarrollo local como parte de esta intervención.

Apoyo que salva vidas

“FUSAL ha brindado a Fundación Edificando Vidas una cantidad importante de medicamentos oncológicos que sirven para tratar eficazmente el cáncer; medicamentos de alto costo que las personas que nos tratamos en cualquier centro de salud difícilmente podríamos adquirirlos con fondos propios. Para nosotros esto ha significado la diferencia entre la vida y la muerte de las personas”, explicó Marcela Carrillo, sobreviviente de cáncer y directora ejecutiva de Fundación Edificando Vidas, uno de los beneficiarios del Programa de Ayuda Humanitaria.

Gracias al apoyo de FUSAL, grupos poblacionales que enfrentan enfermedades como el cáncer, la desnutrición, enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes y la hemofilia han recibido oportunamente apoyo con medicamentos. Durante los últimos seis años, las donaciones de medicamentos oncológicos y Factor VII superan los $11.7 millones.

“Nuestro país sigue enfrentando importantes retos que frenan el progreso y se han agudizado por la pandemia de covid-19. El compromiso de FUSAL es perseverar en la creación e implementación de soluciones efectivas en las áreas de salud, educación y desarrollo local, para que los salvadoreños en situación de vulnerabilidad cuenten con herramientas, conocimientos y recursos que les permitan superarse”, finalizó Poma.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • FUSAL
  • Apoyo que salva vidas
  • Luis Poma

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines