¿Entrevista laboral en otro idioma?

Las entrevistas en inglés, o en otro idioma, se dan para medir la capacidad del candidato o porque es la lengua oficial de una entidad transnacional.
 
Enlace copiado
Es importante concluir dejando una buena impresión de sí mismo.

Es importante concluir dejando una buena impresión de sí mismo.

Enlace copiado

Al ser convocado a una entrevista laboral en otro idioma es básico mantener una actitud positiva, enérgica, diferente, creativa. Además es importante vestir acorde a la entidad, sin exagerar. “Es bueno tener una idea general de la posición a la cual se aspira y, si es necesario, hacer una búsqueda análoga y en la web por si hay datos o algún evento relevante para la empresa, como si se han dado nombramientos de importancia interna.  Otro criterio es saber qué le interesa al cliente de esa marca o de qué forma trabajan”, explica Rebecca Fernández Taylor, quien se desempeña como psicóloga, es máster en Recursos Humanos y gerente general de www.micv.com.

La preparación que la persona realice para su entrevista será enfocada en el segundo idioma, hablar de los conocimientos que tiene; es importante desenvolverse en el lenguaje profesional, conservar los tiempos verbales y las estructuras gramaticales correctas. La persona reclutadora posiblemente pregunte sobre la experiencia, el cargo desempeñado, por cuánto tiempo, la capacidad para trabajar. 

“Probablemente también habrá preguntas sobre las razones por las cuales ya no estamos con nuestro empleador anterior, si hay un argumento específico. De igual forma, existe la probabilidad de que se nos pida que hablemos de nuestra vida personal, familia, hijos, cónyuge; cuál es nuestra expectación de la vida en plazos de tiempo (ejemplo: en tres, cinco años); cómo es como persona, si es amable (por ejemplo, si está aplicando a un área de atención al cliente), si tenemos la virtud de la paciencia, qué tan buenos somos resolviendo un problema o brindando una solución por nosotros mismos; cuáles son nuestras expectativas salariales. Una de las preguntas que en 99 % ocurre: qué tan bien somos trabajando bajo una presión laboral alta, cómo nos desenvolveríamos en ella, si somos buenos administrando nuestro propio tiempo; esto es debido a que muchas veces se nos solicitan diferentes tareas a elaborar en un mismo periodo de tiempo. Qué tan buenos somos siguiendo instrucciones, si somos buenos trabajando en equipo”, razona Fernández Taylor. 

Como en las entrevistas habituales, es importante concluir dejando una buena impresión de sí mismo. “Antes de nada, preguntar si hay alguna duda. Dar las gracias por el tiempo y oportunidad brindada. Y por supuesto, estrechar la mano de forma agradable y educada para inspirar confianza”, concluye Fernández.
 

Dese cuenta la oferta laboral de esta semana en Bolsa de Trabajo.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter