5 consejos para sobrevivir a los berrinches de tu hijo

Ya sea por frustración, tristeza o ira, los niños recurren a los berrinches, como una conducta para llamar tu atención o para protestar por una situación que no le agrada. ¿Cómo debe ser tu actitud de padre al respecto? Hoy te lo contamos.
Enlace copiado
5 consejos para sobrevivir a los berrinches de tu hijo

5 consejos para sobrevivir a los berrinches de tu hijo

5 consejos para sobrevivir a los berrinches de tu hijo

5 consejos para sobrevivir a los berrinches de tu hijo

5 consejos para sobrevivir a los berrinches de tu hijo

5 consejos para sobrevivir a los berrinches de tu hijo

Enlace copiado
1. Entiende el origen de su rabia. De acuerdo al sitio web Ser Padres.com, el primer paso que debes hacer cuando tu hijo esté haciendo una rabieta es identificar la causa: si es por frustración, algo que le fue arrebatado, ira, hambre, sueño o si solo lo hace por manipulación.

2. Habla en privado con él. Según la psicóloga Zulme Lomelli Pérez del blog Psicóloga S.O.S, es preciso que lleves a tu hijo a un lugar seguro en el que pueda desahogarse. Deberás cargarlo y sacarlo del sitio donde inició la rabieta. A esta técnica se le conoce como "tiempo fuera". Ahora, hazle entender que estará ahí hasta el momento que se sienta más tranquilo.

3. Déjalo que se desahogue. Esta es una forma de educar en valores, pues le transmites que entiendes su molestia, pero que solo le harás caso cuando se calme. Esto ayuda a los niños a distinguir sus sensaciones y emociones durante y después del berrinche. En su momento, expone el artículo, aprenderán a expresarse cuando sientan frustración.

4. Felicítalo cuando se calme. Cuando haya pasado la tormenta, será el momento ideal para describirle la sensación de bienestar que se tiene en ese instante. Prueba decirle: "estabas enojado y te sentías mal, pero ahora estás tranquilo. Te sientes mejor, ¿verdad? Ya todo pasó".

5. Háblale con calma. Recuerda que disciplinar a tu hijo con amor incluye mantenerte serena al momento de hablarle; contrario a esto, se dará una lucha de poder entre tu niño y tú. Por eso, háblale con voz suave y demuestra que no vas a permitir que su comportamiento te afecte. Es preciso que te mantengas relajada. Si tú le gritas, él también lo hará.

Tags:

  • hijos
  • familia
  • padres

Lee también

Comentarios

Newsletter