A mayor actividad, más necesidad

Si eres una persona activa, tu cuerpo utiliza más vitaminas y minerales para seguir en marcha. Debes cuidar tu alimentación para que tu cuerpo tenga la energía que necesitas. Estas son algunas opciones.
Enlace copiado
Enlace copiado

Desarrollo de músculos


Incorpora potasio a tu dieta, por medio de estos alimentos.  Las frutas cítricas, los cereales integrales, las hortalizas y las carnes son algunas fuentes de potasio, que forma parte de los huesos y que ayuda al desarrollo de los músculos. La falta de potasio te puede provocar debilidad muscular, fatiga y dolores musculares, si eres una persona que está en constante actividad.


Reduce los calambres


Las legumbres y verduras de hoja verde son altas en vitamina B6. Tu cuerpo necesita la cantidad adecuada de vitamina B6,  ya que es esencial para la formación de masa muscular, para  potenciar las defensas  y reducir los calambres y espasmos. Además de encontrarla en legumbres y verduras de hoja verde,  puedes ingerir hígado, pescado, carne y huevos.


Capacidad antioxidante


No dejes que los bajos niveles de selenio te   traigan molestias musculares. Así como contiene propiedades antioxidantes, el selenio crea defensas ante los radicales libres producidos por el sobreesfuerzo. Asimismo, desempeña un rol clave  en el metabolismo de tu organismo. Lo puedes encontrar en los tomates, pan integral de trigo, cebollas, pero principalmente en carne y pescado.

Tags:

  • revista ella
  • nutrición
  • salud
  • alimentación
  • jugos

Lee también

Comentarios

Newsletter