Lo más visto

Adiós, 2016

No defendamos a los corruptos, sean del partido que sean. La idea es construir un país con personas idóneas y competentes en su liderazgo, más allá de sus colores políticos.
Enlace copiado
Adiós, 2016

Adiós, 2016

Adiós, 2016

Adiós, 2016

Enlace copiado
Mensajeenviado

Estamos por terminar 2016, un año muy acontecido. Algunos hechos, más impactantes que otros marcaron esta vuelta al sol en nuestro país. A continuación un recuento que dejará fuera muchísimos hitos.

Empezamos enterándonos del fallecimiento del expresidente Francisco Flores el 30 de enero, también del allanamiento de la casa del expresidente Mauricio Funes y su consecutivo asilo en Nicaragua hacia finales del año.

Además, supimos sobre el arresto del también expresidente Antonio Saca a través de un operativo en medio del matrimonio de su hijo. Más recientemente, se revelaron ciertos videos que dejan poco a la imaginación sobre la entrega de dinero al exfiscal Luis Martínez de parte de un conocido empresario.

En fin, parece que los ex han tenido un año bastante movido, involucrados en escándalos políticos que no han pasado desapercibidos. ¡Esto me parece muy bien!

Es una excelente señal de que cada vez tengamos más acceso a información de personas que pertenecen o han pertenecido a altas esferas del poder en nuestro país. Quiero pensar que todos los hechos antes mencionados son una luz de esperanza que nos señale el camino hacia un país más transparente o, por lo menos, a uno en el que los corruptos no son protegidos, sino expuestos ante los ojos de todo el país.

Aunque suene mediocre, este es el primer acercamiento, un tímido paso hacia la construcción de instituciones más sólidas y personas más comprometidas que ocupen puestos públicos con la condición de saber que no están por encima de la ley, o que estarán eternamente blindados si coquetean con la corrupción.

Muchos otros personajes aún permanecen en las tinieblas, viviendo a expensas de los bienes mal habidos a través del dinero público, considerándose infalibles y muy astutos, refugiándose en sus cargos y su poder. Sin embargo, mantener una postura firme en contra de la corrupción y motivar a las instituciones para que hagan un trabajo transparente son pequeños avances hacia una institucionalidad más fuerte y robusta.

El Estado es un aparato poderoso que, dependiendo de quién lo maneje, puede ser causante de éxitos para unos pocos y fracasos para miles.

No defendamos a los corruptos, sean del partido que sean. La idea es construir un país con personas idóneas y competentes en su liderazgo, más allá de sus colores políticos. Elijamos de forma crítica a aquellos que sepan manejar las instituciones de forma transparente, sin compadrazgos oscuros o abrazos millonarios.

La distancia no es excusa para no seguir de cerca lo que sucede en El Salvador y abogar por un país cada día menos corrupto y, por tanto, más pujante. Ya suficiente tenemos con la dolorosa violencia, fuente de la paranoia generalizada que, a pesar de todo, no paraliza a nadie.

La pérdida de confianza es un malestar común de nuestra época, que se manifiesta en un desinterés y desidia por lo que sucede con los políticos: sabemos que nos van a decepcionar. Sin embargo, esta misma desconfianza debe motivarnos a ser cada vez más críticos y aspirar a mejores gobernantes: capaces, preparados, con liderazgo y visión país.

Mientras se acerca el fin de año y las reuniones familiares se incrementan, los tamales se cocinan a montones y las radios empiezan los conteos regresivos, esperemos que 2017 nos traiga sorpresas positivas que tanto necesitamos.

Tags:

  • chile
  • el salvador
  • leda romero
  • 2016
  • finde año
  • fiestas

Lee también

Comentarios