Lo más visto

Más de Revistas

Revistas  / septimosentido Historias sin cuento

Álbum de libélulas (207)

Sin proponérnoslo, poco a poco nos fuimos convirtiendo en una familia indefinible.

Enlace copiado
Historias sin Cuento

Historias sin Cuento

Enlace copiado

1694. SOLUCIÓN INESPERADA 

Sin proponérnoslo, poco a poco nos fuimos convirtiendo en una familia indefinible. Tanto así que en el vecindario donde todos se conocían empezaron a proliferar los murmullos sobre un posible trastorno anímico. Nosotros lo supimos, porque los chismes son como roedores atrevidos. Así las cosas, un día de tantos uno de nosotros compró un billete de la lotería, y fue como si la suerte tuviera prisa en beneficiarnos. Ganamos el premio mayor, que era de muchos miles de dólares. Como nunca habíamos pensado en nada semejante, tuvimos que hacer de inmediato una especie de consejo de familia. Los padres callaban. Nosotros, los hijos, estábamos a la expectativa, hasta que el menor habló: “Bueno, hoy podemos encerrarnos aquí para siempre, sin tener que pensar en cómo sobrevivir. Somos libres”. 

Leer poemas completos en: Álbum de libélulas (207)

Tags:

  • Historias sin cuento
  • David Escobar Galindo

Lee también

Comentarios