Aprende a comer con atención plena

Nuestra relación con la comida es primordial y refleja nuestras actitudes hacia nuestro entorno y hacia nosotros mismos. Como práctica, la alimentación con atención plena puede hacerte consciente de tus propias acciones, pensamientos, sentimientos y motivaciones, y darte una introspección acerca de las raíces de la salud y la felicidad.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuando hablamos de Mindfulness o 'conciencia plena' estamos refiriéndonos a prestar atención, momento a momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente circundante, de forma principalmente caracterizada por "aceptación" -una atención a pensamientos y emociones sin juzgar si son correctos o no-. El cerebro se enfoca en lo que es percibido a cada momento, en lugar de proceder con la normal rumiación acerca del pasado o el futuro. En el rubro de la alimentación, este concepto está teniendo muchísimo apogeo. Es por eso anterior que "The Center for Mindful Eating (TCME)" , un foro para profesionales de todas las disciplinas interesados en desarrollar, profundizar y comprender el valor y la importancia de la alimentación con atención plena, ha creado principios con la intención de guiar a las personas interesadas en la alimentación con atención plena, los cuales te compartiremos en un pequeño resumen en esta edición.


Los principios de atención plena (“Mindfulness”):


• Atención plena es poner atención deliberadamente, sin juicios, en el momento presente.
• La atención plena abarca tanto procesos internos como el entorno.
• Atención plena es estar consciente de tus pensamientos, emociones y sensaciones físicas en el momento presente.
• Con la práctica, la atención plena cultiva la posibilidad de liberarte de patrones reactivos y habituales de pensamiento, sentimiento y acción
• La atención plena promueve el equilibrio, la elección, la sabiduría y la aceptación de lo que es.

Ahora bien, ¿qué es comer con Atención Plena “Mindful Eating”?


• Permitirte darte cuenta de las oportunidades positivas y nutritivas que están disponibles a través de la selección y preparación de alimentos respetando tu sabiduría interna.
• Utilizar todos tus sentidos para elegir comer alimentos que son tanto placenteros para ti como nutritivos para tu cuerpo.
• Reconocer las respuestas a los alimentos (si te son agradables o desagradables, o si te son neutros) sin juicios.
• Aprender a estar consciente de tu hambre física y de las señales de saciedad para guiar tus decisiones de comenzar y parar de comer.


Por tanto, alguien que come con atención plena reconoce que no existe una manera correcta o incorrecta de comer, sino diversos grados de conciencia alrededor de la experiencia de la comida. Además, acepta que sus experiencias al comer son únicas. Es un individuo que, por elección, dirige su atención a la alimentación momento a momento. Asimismo, adquiere conciencia de cómo puede hacer elecciones que apoyen la salud y el bienestar. Finalmente, se hace consciente de la interconexión de la tierra, los seres vivos y las prácticas culturales, y el impacto que sus elecciones tienen en estos sistemas.

Tags:

  • revista ella
  • alimentación
  • salud
  • nutrición
  • alimentación saludable

Lee también

Comentarios

Newsletter