Armas de todos los días

Varios de estos objetos han sido el arma usada para quitarle la vida a una persona. Los restantes son un testimonio inanimado de la violencia en El Salvador. Piezas de esta naturaleza están, corrientemente, bajo el resguardo de la División de Policía Técnica Científica o en la bodega de evidencias de la Fiscalía General de la República. Los objetos que aquí presentamos pertenecen, en su mayoría, a la colección personal de Israel Ticas, el criminalista de la FGR. El funcionario asegura que están en su poder porque, tras ser descubiertos en exhumaciones, la Policía ya no las utilizó para obtener de ellos evidencia científica. Se limitaron a documentar los objetos en fotografías. Óscar Quijano, de Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal, afirma que se trata de un error de proceso, pues todo objeto ligado a un caso debe ir a resguardo. “La Policía se ha profesionalizado más en los últimos años, pero creo que un motivo razonable para que situaciones como esas se estén dando es que la Policía no tiene una infrastructura adecuada para albergar ese enorme caudal de evidencias”, comenta Quijano.
Enlace copiado
Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Armas de todos los días

Enlace copiado


Cadena de perro
San Martín, San Salvador
El testigo criteriado aseguró que en un cementerio clandestino de San Martín, él y otros hombres que pertenecían a la misma pandilla habían enterrado el cadáver de un niño de aproximadamente 12 años. Dijo que privaron de libertad a la víctima (el motivo no se revela) cuando paseaba a su perro en una comunidad del mismo municipio. Tomaron la cadena que le servía al infante para retener al animal, se la pusieron alrededor del cuello y la apretaron hasta que murió por asfixia. También asesinaron al perro. En efecto, el equipo que desenterró los restos en 2015 encontró partes óseas de un canino en las inmediaciones, que fueron llevados a Antropología Forense del Instituto de Medicina Legal para su análisis. La cadena y ese último detalle han conformado una poderosa evidencia para apoyar las acusaciones del criteriado contra sus compañeros de pandilla.


Lea el contenido completo en: "Armas de todos los días"

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter