Lo más visto

Más de Revistas

Arte y valores de convivencia

El acercamiento emocional a los múltiples sonidos organizados de la música produce en la persona un elevarse a valores que estimulan la solidaridad con los demás, que la vuelven creativa, propositiva y neutralizan reacciones violentas.
Enlace copiado
Enlace copiado
Mi nieta July escuchó a Mozart desde el vientre materno. Hace seis meses, a sus cinco años y medio, me visitó con sus padres desde su país de residencia. Como siempre, por ser escritor de domingo, escribo desde temprano escuchando a mi clásico favorito, Mozart. Escuchaba el “Concierto de clarinete y orquesta, K. 622” y, a los pocos minutos, July estaba a mi lado dándome las gracias por poner la música “de ella”. Esta vez yo era el anfitrión y me hizo recordar que, meses antes, hospedado en casa de mis dos hijos, escuché por la noche ese concierto. Pensé que se trataba de algún melómano vecino. Por la mañana le pregunte a su madre, se sonrió y me dijo que July no se dormía sin escuchar a Mozart. Imagínense la sorpresa que me da mi nietecita, a mí, el escritor que ha adoptado el lema “Dios y Mozart, su profeta”.

Lea el contenido completo en: "Arte y valores de convivencia".

Tags:

  • Manlio Argueta
  • escritor salvadoreño
  • educación artística
  • procesos artísticos
  • música
  • Mozart
  • creatividad

Lee también

Comentarios