Lo más visto

Autos y tequila, una ¿mortal combinación?

Si bien es cierto que combinar alcohol con autos es un grave error, mortal en muchos casos, hay una alianza que dará muchos beneficios al unir estos dos productos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Jose Cuervo y FORD han establecido una alianza para que del corazón de agave, cultivado en México y del cual se produce el tequila y aprovechando sus desechos, se produzca bioplástico por parte de la industria automotriz. Este material es producido a partir de esa substancia natural, que es reutilizable y biodegradable.

Debido a la durabilidad de esas fibras de agave, los ingenieros están probándolas para crearse arneses de cables, partes plásticas de las puertas, como compartimientos inferiores, tapetes de camiones, espumas y aislamientos, esto según el vocero de la compañía de automóviles, John Cangany.

Buenos augurios
Los experimentos han demostrado que los biplásticos producidos a partir del agave cubren los requerimientos de desempeño y especificaciones de durabilidad.

Por lo general, un automóvil tiene unos 180 kilos de plástico, FORD analiza qué componentes pueden sustituirse con el derivado del agave, ya que la fibra es más ligera que el plástico, reduciría el peso del auto y esto generaría un ahorro de combustible. Pero, sobre todo, disminuiría la dependencia de los materiales petroquímicos, que se producen de los combustibles fósiles.

Dependiento del éxito de este proyecto, Jose Cuervo sería el que suminsraría a FORD el bagazo del agave, de donde proviene esta fibra natural. Esta fibra ha sido utilizada como material de construccion y en tejidos, además, su sábila se ha utilizado como parte de remedios caseros.  

Ford y José Cuervo todavía no cuentan con un cálculo preciso sobre el volumen de fibra de agave que se aprovecharía, puesto que la idea está en el período de pruebas.

Tags:

  • motor
  • innovación

Lee también

Comentarios