Lo más visto

Más de Revistas

Avance y desempeño: Enfoque del neuroliderazgo

El neuroliderazgo apunta más a la toma de decisiones instintivas que a las decisiones de libro (recetas teóricas), proveyendo así oportunidades para exploraciones creativas ante retos de amplias dimensiones.

Enlace copiado
El neuroliderazgo pone el énfasis en el desarrollo de las capacidades personales del cerebro.

El neuroliderazgo pone el énfasis en el desarrollo de las capacidades personales del cerebro.

Enlace copiado

En los últimos años, el avance de la neurociencia ha aportado valiosos descubrimientos aplicables a múltiples actividades del quehacer humano, como la educación, la economía, el mercadeo, la medicina, la psicología, la gerencia y el liderazgo, entre otras. Surgen así el neuroliderazgo, el neuromarketing, el neuromanagement, la neuroeconomía, la neuropsicología, el neuroplanning, el neuroaprendizaje, la neuroeducación, etc.

Dentro de todas las disciplinas de las neurociencias, la que más afina su conceptualización es el neuroliderazgo, y representa una perspectiva revolucionaria y novedosa en cuanto a conceptualización del liderazgo y de los factores clave para su ejercicio eficaz. Esta dimensión está relacionada con la comprensión de cómo funciona el cerebro, su anatomía y su fisiología. 

Esta disciplina intenta definir la base neuronal del liderazgo y de la gestión, y estudia los procesos cerebrales que explican la conducta (desempeño), la toma de decisiones, la motivación, la inteligencia emocional, la forma de relacionarse con otros, entre otros aspectos. Esto supone una reconceptualización del liderazgo, no con base en las teorías clásicas basadas en el conocimiento acumulado de la gestión, sino con base en la comprensión del funcionamiento del cerebro.

El neuroliderazgo pone el énfasis en el desarrollo de las capacidades personales del cerebro, más que en el aprendizaje de modelos externos de liderazgo y gestión que se han acumulado a lo largo de la historia. Al respeto, comenta Néstor Braidot: “Los verdaderos líderes son quienes tienen el cerebro preparado para decidir sobre la marcha, en el momento. Ya no hay tiempo para imaginar escenarios, porque la velocidad con que cambian las circunstancias no lo permite. Tampoco hay tiempo para estudiar el caso y, mucho menos, para aplicar una solución aprendida”. El neuroliderazgo apunta más a la toma de decisiones instintivas que a las decisiones de libro (recetas teóricas), proveyendo así oportunidades para exploraciones creativas ante retos de amplias dimensiones.
 

Descubre las nuevas ofertas laborales aquí. 

Tags:

Lee también

Comentarios