Lo más visto

Más de Revistas

Avance y desempeño: Intención positiva de la conducta deseable

Detrás de todo comportamiento hay una intención a favor de la persona que lo realiza, y salvo raras excepciones se ejecuta con la única intención perversa de “hacerle daño” al otro.
Enlace copiado
Avance y desempeño: Intención positiva de la conducta deseable

Avance y desempeño: Intención positiva de la conducta deseable

Avance y desempeño: Intención positiva de la conducta deseable

Avance y desempeño: Intención positiva de la conducta deseable

Enlace copiado
Quienes tienen buenas intenciones pero hacen cosas inaceptables lo hacen debido a que disponen de una visión del mundo o recursos propios limitados como para poder hacer que su buena intención tome cuerpo. La sabiduría popular dice que “el camino del infierno está pavimentado con buenas intenciones”. También se dice que “la intención separa lo bueno de lo malo”. Está claro que una buena intención no garantiza un buen comportamiento. El hecho de que toda acción o síntoma pueda basarse en una intención positiva no lo justifica ni lo convierte en aceptable o correcto. 

Lea también: Desarrollando mentes positivas en los colaboradores 

Por ejemplo, detrás de un comportamiento agresivo hay, frecuentemente, una intención positiva de protección. La intención positiva que existe tras el temor es, a menudo, la seguridad. Lo que origina el enojo puede ser mantener los límites; y la resistencia al cambio puede deberse al respeto por el pasado o la necesidad de protegerse, etc.

La manera de hallar la intención positiva de un comportamiento es precisamente preguntando ¿qué intención positiva tiene o tuvo esta conducta? Desde esta perspectiva, un alcohólico depende de su hábito para gritar su SOS. Incluso, detrás de toda enfermedad física hay un alma que grita de dolor.

Un niño que acosa a otro tiene la intención “a favor” y compulsiva de destruir el acoso del cual fue víctima en alguna situación. La timidez es un escudo protector ante un mundo que ha insultado, incomprendido, despreciado y no valorado.

Lea también: ¿Una buena empresa?

La intención positiva de un comportamiento no nos justifica; sin embargo, nos permite buscar nuevas acciones que satisfagan dicha intención de manera más efectiva o adecuada. El reto está en identificar el comportamiento deseable que satisfaga la intención positiva.

Si deseas conocer las ofertas laborañes de la semana, ingresa a:  http://bolsadetrabajo.laprensagrafica.com/

 

Tags:

Lee también

Comentarios