Revistas  / septimosentido Séptimo Sentido

Brasil mira con desconfianza a la vacuna de la fiebre amarilla

En este brote ya hay 846 casos confirmados, incluidos 260 pacientes fallecidos. Pero la vacunación contra la fiebre amarilla apenas llega al 76 %, cuando la meta era de 95 %. En redes de mensajería circulan rumores sobre su efectividad que hacen que las comunidades lleguen menos a los centros asistenciales.
Enlace copiado
Brasil mira con desconfianza a la vacuna de la fiebre amarilla

Brasil mira con desconfianza a la vacuna de la fiebre amarilla

Enlace copiado

Elisangela Santos no comprende por qué este año se le ha dicho a todo el mundo en su barrio, a las afueras de Sao Paulo, que se vacune contra la fiebre amarilla. La enfermedad es endémica desde hace años en algunas zonas de Brasil y ella cree que hay gato encerrado.

“Cada año es algo distinto”, dijo hace poco la cuidadora escolar de 44 años, mientras esperaba ante un puesto sanitario en el distrito de Jardim Miriam. “Se inventan otra cosa para que los brasileños se gasten el dinero”.

La vacuna es gratis en los puestos sanitarios levantados en todo el país, pero la sospecha de Santos de que alguien se estará beneficiando en alguna parte es característica de la considerable desconfianza que sienten los brasileños hacia las autoridades.

La falta de fe en las instituciones brasileñas en medio de sucesivos escándalos de corrupción, una campaña de comunicación caótica para promocionar la vacuna y la decisión del país de emplear dosis parciales para aprovechar más los suministros han contribuido a los rumores sobre que la vacuna es una estafa, poco potente o incluso peligrosa.

Lea el resto del contenido aquí.

Lee también

Comentarios

Newsletter