Lo más visto

Más de Revistas

¿Buen salario o trabajo soñado?

El crecimiento económico muchas veces nubla el deseo por lograr metas que se tenían en el pasado. Por satisfacer las necesidades, olvidamos mejorar nuestro estilo de vida.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuando éramos niños solíamos jugar al juego de papeles, algunos simulando ser doctores, maestros, bomberos y astronautas; los sueños eran alcanzar las estrellas, pero conforme crecemos, olvidamos nuestros sueños por conseguir un empleo que satisfaga nuestras necesidades económicas.
 
Según una encuesta realizada por Gallup, compañía realizadora de análisis y asesoría especializada a líderes y organizaciones alrededor del mundo, solo el 13 % de los trabajadores en el mundo se sentían motivados y poseedores del trabajo de sus sueños.
 
Sin duda es de mucha importancia lograr pagar las cuentas y satisfacer las necesidades humanas a través del salario recibido, pero qué tan importante es el dinero cuando no se cumplen nuestros anhelos y las expectativas que teníamos de jóvenes, ambas funciones deberían estar enlazadas, puesto que ambas deberían satisfacerse entre sí, muchas veces le tememos a fracasar y por esa razón no renunciamos y emprendemos, o nos evitamos estudiar algo que nos apasiona, por la poca rentabilidad que existe.
 
Uno de los objetivos que debemos aprender a cumplir es la autorrealización, quizás no en el trabajo de nuestros sueños, pero sí en el área que nos gusta, dejando prejuicios e informándonos sobre cómo poder hacer de algo normal, algo extraordinario.
 
A través de la información y la implementación de estrategias de marketing, empleo y coaching empresarial, podemos lograr que nuestros sueños se conviertan en fuentes rentables para satisfacer las necesidades económicas y morales.

Tags:

Lee también

Comentarios