Lo más visto

Más de Revistas

Buzón

Séptimo Sentido les invita a que nos hagan llegar sus opiniones, críticas o sugerencias sobre cualquiera de los temas de la revista. Una selección de los correos se publicará cada semana. Las cartas, en las que deberá constar quién es el autor, podrán ser editadas o abreviadas por razones de espacio o de claridad.
Enlace copiado
Enlace copiado
Edición nacional
Amigos y amigas que trabajan en Séptimo Sentido los felicito por las crónicas publicadas en la revista del 30/12/2012. La edición me gustó porque se acordaron de este sufrido, empobrecido y vapuleado pueblo; y le dedicaron la edición completa con sus historias actuales que son de tremendo valor. La segunda razón es que la revista no llevó publicaciones de otras culturas que me enferman más de la cuenta y me interesan poco. Los reportajes internacionales solo exponen puntos de vista de los países poderosos que provocaron esta crisis.
Héctor Martínez
[email protected]

 
Próspero 2013
La edición número 324 de Séptimo Sentido fue excelente. Felicito a todo el equipo. Gracias por darnos buenas lecturas y ser un vehículo para culturizar el país. Con sus historias aprendemos a amar el lugar donde vivimos. También me gustó la historia que Jacinta Escudos relata acerca de dos ancianos de apellido Eugster y Shepperd, a pesar de su avanzada edad, que se dedican al fisicoculturismo. A los que estamos entrando a la cuarta edad nos alientan y animan a vivir los últimos días de nuestro ciclo.  Gracias también al “loco lógico” de César Castro Fagoaga por desenmascarar y fustigar a la “dinastía aristocrática del transporte”, gracias por tu valor al desnudar la codicia en la que se revuelcan esos pobres hombres que viven en la extrema pobreza del alma y gracias por fustigar a los cafres del volante que tanto dolor causan. Nuestro país ya no es –y nunca ha sido– el país de la sonrisa sino el país de los huérfanos.
Marcos Chacón
Sobre las madres solteras
 Leí la republicación de la crónica de Glenda Girón titulada “Amar a las madres” y pienso que el problema de las madres solteras en El Salvador es gigantesco. Esta es una problemática que viene de muchos años atrás y ningún gobierno se lo toma con la seriedad que amerita. Creo que se deben hacer campañas educativas a la población para evitar los embarazos no deseados y hacer más conciencia en los padres irresponsables para que se porten como hombrecitos. El Salvador está lleno de gente, es lo que más se exporta, y no necesitamos que nazcan más solo para sufrir y no tener oportunidades de superación. Los niños abandonados después se vuelven un problema para el Estado y la sociedad en general, en este caso hay que tratar las causas desde el origen y prevenir.
Magnum P.  
Nuevo aire en la vida
 Bonito artículo de Jacinta Escudos sobre los propósitos de Año Nuevo y el caso de los adultos mayores que se dedican al fisicoculturismo. Es muy motivante. Yo me estoy iniciando en las pesas a mis 30 años y después de haber superado un problema de obesidad que me estaba afectando mi salud física y emocional. Hoy quiero llegar a tener un cuerpo de fisicoculturista y por ratos he llegado a pensar que ya estoy muy “viejo” para andar haciendo esto, pero después de leer este artículo voy a agarrar el ejercicio con más ganas. Y si estas personas lo lograron pues yo también.
Francisco J. Perdomo V.
Crítica a los transportistas
Prescindamos pues de don Catalino y de todos los demás empresarios de buses que solo piensan en sus jugosas ganancias, tal como lo insinúa un colaborador en la página 5 de Séptimo Sentido del domingo anterior. Y es que el empresario aludido, Catalino Miranda, dueño de muchos buses que le rinden grandes ganancias diariamente, así como a los otros empresarios, es el más “golillero” cuando se trata de defender sus intereses, y hasta insulta a las autoridades de Tránsito. Estos dueños de buses en nada se refieren a las pésimas condiciones de la mayoría de unidades, ni del trato grosero que brindan muchos motoristas al usuario. Buses destartalados con pedazos de asientos y conductores malcriados, muchos de ellos verdaderos energúmenos con un trato repugnante. Si a los empresarios no les fuera bien en sus negocios, hace ratos que hubieran suspendido el servicio para dedicarse a otros menesteres, dice el pueblo salvadoreño cansado ya de un servicio malísimo de  autobuses, principalmente los urbanos. ¡Sí, señor!
Carlos Alberto Saz
A Manlio Argueta
Considero muy acertado y actualizado el artículo de Manlio Argueta publicado el 23 de diciembre en Séptimo Sentido. La verdad es que da lástima como se encuentra de deteriorado casi todo el centro histórico de nuestra capital. Y lastimosamente ese desorden es parte de nuestra cultura. La institución estatal encargada solo pone reglamentos y se cruza de brazos. En lugar de eso, se debería promover la inversión en esos inmuebles, incentivar a los propietarios y a la inversión pública para que al menos se haga mantenimiento en esos edificios. Promover  a algunos profesionales que  han hecho estudios al respecto, para que puedan exponer sus ideas o tesis en renovación urbana. Ya sea ad honórem o pagándoles, pero que no sea de balde (solo por ir a pasear) que vayan a estudiar o conocer otros casos en países del mundo y que después no hagan nada. De estos hay varios que han aprovechado estando en el Gobierno y que al final no han trabajado en nada.
Roberto Atilio Moreira

Lee también

Comentarios