Lo más visto

¿Cambios en el flujo vaginal de tu niña? Presta atención a las señales

Si has notado que tu hija no para de rascarse su vagina, hoy te compartimos algunas pistas para que averigües por qué lo hace, pues, ellas también pueden padecer una infección vaginal, como la vulvovaginitis.
Enlace copiado
Enlace copiado
La vulvovaginitis es la inflamación e irritación de la vulva externa y/o la vagina interna. Las causas de la vulvovaginitis pueden ser muy variadas, ya que la irritación puede haber sido causada por muchos tipos de bacterias, hongos y virus. Los síntomas pueden ir desde el picor incómodo, enrojecimiento, dolor al orinar o secreción de flujo vaginal.  

1.

Si tu hija se rasca la vagina, observa primero si hay flujo vaginal en sus braguitas.  Si no hay flujo, la infección por hongos ocuparía el último lugar.


2.

Si se trata de una infección por una bacteria, la vagina también tiende a producir una secreción turbia blanca, gris o amarillenta con olor hediondo o similar al pescado.


3.

Si no notas que el flujo haya cambiado de color, cantidad, consistencia u olor, lo más probable es que se trate de una dermatitis, en cuya instauración puede influir el detergente de la lavadora.


¿Qué hacer?


4. 

Es recomendable usar braguitas de algodón, y lavarlas con jabón no detergente, especial para prendas delicadas.

5.

Para evitar este tipo de enfermedades, es importante mantener unos hábitos de higiene adecuados y comenzar a inculcarlos desde temprana edad a tus hijas.

Claro, si has observado alguno de los síntomas, no dudes en acudir inmediatamente al médico para que sea él quien determine la causa de la vulvoganitis u otra infección vaginal.

Tags:

  • salud
  • hijos
  • padres
  • infecciones vaginales

Lee también

Comentarios