Canciones infantiles: Más que una melodía, un aprendizaje

A todos los niños les encantan las canciones infantiles. Estas las aprenden ya sea en casa o en el colegio. Sus coreografías y letras son tan contagiosas que seguro hasta debes poderte un par. Pero, ¿qué beneficios traen para tu hijo? Hoy te lo queremos contar.
Enlace copiado
Enlace copiado
"La vaca Lola", "los oficios", "las ruedas del autobús", "el Gallo Pinto" y muchas canciones más, inspiradas en animales, o en situaciones cotidianas son solo algunas de los himnos favoritos para los niños. Ellos se saben las letras de memoria, se emocionan cuando las escuchan y se pueden muy bien la coreografía; seguro tú también lo hacías a su edad. Lo interesante es que estas rimas, además de sencillas y repetitivas, muchas veces contienen una enseñanza o moraleja, como si se tratara de fábulas cantadas. Pero no solo eso es lo bueno. Cuando tu hijo te pida que le cantes alguna de sus canciones infantiles favoritas, no pongas ningún reparo, pues hoy que descubrirás sus funciones y ventajas, las escucharás como unas aliadas para el aprendizaje.

1. Potencian el desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, del habla, motriz y social del niño. Todos estos beneficios se logran, a través del oído, la alfabetización, la expresión corporal y emocional de tu hijo.

2. Cuando tu pequeño escucha una canción infantil como "al corro de la patata" o "el señor don gato", la rima entre las sílabas y la repetición de estas, favorecen su sentido musical y la comprensión del entorno, interiorizando el significado de cada palabra que se repite; además, contribuye a su alfabetización, pues con esto se acercan mucho más al mundo de las letras y los sonidos.

3. Al memorizar estas canciones, tu hijo además, mejorará su retentiva y capacidad de concentración.

4. También, su expresión corporal mejorará. Con estas canciones se les enseña a los niños coreografías sencillas, entonces será capaz de desarrollar su psicomotricidad, coordinación y expresión gestual.

5. Y finalmente, desde un punto de vista más emocional, la música le aportará sensibilidad y le ayudará a acercarse a los demás, logrando con esto que mejore su nivel de socialización.


Te compartimos una pequeña playlist para que tu hijo desarrolle su psicomotricidad de una forma divertida:

1. Soy una taza.
2. Para dormir a un elefante.
3. Un barquito de cáscara de nuez.
4. La mané.
5. Pin Pon.
6. La canción de Pinocho.
7. Tengo una vaca lechera.
8. Cinco patitos.
9. Las ruedas del autobús.
10. Pajaritos a bailar.

Te compartimos un link para que puedas entretener a tu hijo este fin de semana, con las canciones infantiles más populares, inspiradas en los personajes de la granja.

Tags:

  • hijos
  • familia
  • educación

Lee también

Comentarios

Newsletter