Lo más visto

Más de Revistas

Carta Editorial

“En un país donde ‘vivir del cuento’ es una máxima, Fidel Castro era el cuentista por antonomasia”.
Enlace copiado
Carta Editorial

Carta Editorial

Carta Editorial

Carta Editorial

Enlace copiado
La muerte de Fidel Castro es, sin dudas, un parteaguas en la historia del mundo. Resulta imposible ubicar su figura solo de un lado del espectro si sus extremos son bueno y malo. “No importaba cuánto lo odiaran, la mayoría reconocía en él al prototipo del cubano, a un hombre que poseía cantidades superlativas de cualidades que admiraban”, señala el prestigioso periodista Jon Lee Anderson en el texto que abre esta edición.

Jon Lee Anderson es también autor de “Che Guevara: A Revolutionary Life” y elaboró para BBC Mundo este retrato de Fidel Castro. Este periodista, que cubrió también la guerra civil salvadoreña, se ha convertido a lo largo de sus publicaciones en una voz acreditada y necesaria en temas latinoamericanos.

Este valioso texto recorre los momentos más representativos de la vida del hombre que le dio nombre y rostro a una revolución. Pero no se queda ahí, ya que reconstruye, en las palabras y anécdotas de la gente, al mito. Ese que es el que supera a la persona y que es lo que se quedará viviendo en el imaginario colectivo, ya sea como salvador o verdugo, pero eterno al fin y al cabo.

“En un país donde ‘vivir del cuento’ es una máxima, Fidel Castro era el cuentista por antonomasia, el más astuto de todos”, escribe Jon Lee Anderson sobre Fidel Castro, sobre Cuba y sobre los cubanos. La frase deja por sentado que un personaje como este no podía haber sido creado y mantenido en un lugar diferente a este.

En este texto Fidel Castro es retratado como un exitoso estratega que podía alcanzar el triunfo al margen de la realidad que lo rodeara. Pudo inventar ejércitos de 17 hombres o vender azúcar sobrevaluada. Y así es como podrá vivir eternamente en el cuento en el que podrá ser muchas cosas, menos alguien que pueda ser ignorado.


Lee también

Comentarios