Lo más visto

Carta Editorial

La educación tiene que ser un acto masivo, accesible, democrático, inclusivo; que lejos de criminalizar las diferencias, sepa aprovecharlas en función del bienestar del estudiante.
Enlace copiado
Carta Editorial

Carta Editorial

Carta Editorial

Carta Editorial

Enlace copiado
El tema que uniforma los artículos incluidos en esta edición es la educación. Durante este año la revista ha cubierto las diferentes etapas, formas, rostros, escenarios en los que se ejecutan procesos de aprendizaje, y la muestra son estos cuatro reportajes que se reeditan hoy. En todos ellos el factor común es, primero, la falta de recursos, y, segundo, pero no menos llamativo, es que la educación en este país sigue siendo un acto digno de ser llamado revolución. Al menos la que busca ser de una calidad más allá de la media sigue a cargo de gente que cree en quijotadas, que cree en que a este país todavía es posible rescatarlo a fuerza de conocimiento. Y reconocer esta realidad es, por lo menos, triste. Porque significa admitir que no hemos logrado que la educación integral, la que salva y hace crecer, sea un proceso natural e inclusivo. Para desgracia de todos, sigue siendo algo para pocos.
Ya quisiéramos como equipo periodístico haber podido redactar con más optimismo historias como la de los “dreamers”, pero sabemos que ellos han tenido que dejar su país y pelear para quedarse en Estados Unidos y así poder recibir una preparación académica que acá habría sido imposible. Quisiéramos poder contar sin sombras la gran labor de un profesor de música en un municipio consumido por la violencia, pero no podemos quitar la vista del hecho de que en realidad todos los niños del país tienen derecho a educarse en las artes, y por más que apoyemos y valoremos el trabajo de este incansable profesor de música, él es uno; cuando acá necesitamos a miles tan comprometidos como él.
La educación tiene que ser un acto masivo, accesible, democrático, inclusivo; que lejos de criminalizar las diferencias, sepa aprovecharlas en función del bienestar del estudiante a cualquier edad y en cualquier circunstancia. Esta es la razón por la que el tema que abre la edición va enfocado en las segundas oportunidades. Educarse en también revelarse ante eso que las circunstancias nos quieren obligar a ser.

Lee también

Comentarios