Carta editorial

Nos hemos convertido en un país que no carga con las responsabilidades de conocerse y conocer a quienes más inciden en la vida pública.
Enlace copiado
Enlace copiado
La memoria corta de este país no ha servido para liberar perdón ni para aligerar resentimientos. Al contrario, solo ha servido para profundizar errores. Esos que, aunque se reconozcan, se olvidan rápido y con ello también se va la posibilidad de asimilar cualquier tipo de aprendizaje.

Douglas Meléndez es un fiscal de carrera. En el texto con el que abrimos esta edición, el periodista Moisés Alvarado hace un repaso por los casos que marcaron el ejercicio profesional del ahora fiscal general de la República. Su carrera es también un acercamiento a los vacíos del sistema, a sus vulnerabilidades y a la evolución que ha tenido.

También dibuja una nación que prácticamente no cambia a los actores, sino que acepta que solo se trasladen de escenario. Los de hace 15 o 20 años son los mismos nombres de ahora. Pasamos la página demasiado pronto y eso no nos permite aprender. Nuestras efervescencias e indignaciones nos dejan al cabo de un par de semanas o días. Nos hemos convertido en un país que no carga con las responsabilidades de conocerse y conocer a quienes más inciden en la vida pública.

Los otros dos artículos de este número hacen énfasis en esa capacidad de olvidar rápido que uniforma a la región. En Perú, un galardonado policía Antinarcóticos fue víctima de un atentado y ha tenido que perderse en las malas condiciones de los servicios de salud, ante el incumplimiento de las promesas que le hicieron los mismos que un día elogiaron los resultados de su trabajo pero no fueron capaces de brindarle la protección que solicitaba y merecía. En Honduras, la activista ambiental Berta Cáceres fue asesinada después de recibir y hacer públicas decenas de amenazas a su integridad. Riesgos que en su momento daban para que las autoridades hablaran, pero no para que actuaran. Que tenga que asomarse la desgracia a seguir recordándonos que no podemos ser tan descuidados con nuestra historia y sus personajes.

Tags:

  • carta editorial
  • fiscal general
  • douglas melendez
  • peru
  • honduras

Lee también

Comentarios

Newsletter