Lo más visto

Más de Revistas

Carta editorial

El desarrollo sostenible e inclusivo demanda que haya entre los habitantes un alto grado de identificación con cualquier proyecto a poner en marcha.
Enlace copiado
Carta editorial

Carta editorial

Carta editorial

Carta editorial

Enlace copiado
La edición de este día invita a conocer una parte muy vista y, al mismo tiempo, poco discutida de uno de los atractivos turísticos del país: el lago Suchitlán. El turismo puede derivar en un aumento de la presión sobre los recursos como este. Sobre todo cuando no se ha trabajado a profundidad en una estrategia que proteja y dé ventajas no solo al turista, sino también a quienes residen en la zona.

La periodista Valeria Guzmán ha elaborado un texto en el que abundan la basura y la pobreza como parte del paisaje. Es entre esto que se mueven los que llevan toda la vida habitando una zona en la que cada día hay más desechos.

El desarrollo sostenible e inclusivo demanda que haya entre los habitantes un alto grado de identificación con cualquier proyecto a poner en marcha. Esto solo se logra al mostrar sensibilidad y conocimiento de las necesidades de la comunidad. El resultado tendría que ser que la comunidad se vuelva parte del desarrollo y no una víctima que solo recibe las desventajas de este.

Suchitlán es para muchos de los habitantes de los alrededores una fuente de ingresos, pero casi exclusivamente por medio de la pesca. Y a la pesca la afectan una gran cantidad de factores; entre ellos, el más grave es la contaminación.

La contaminación del lago viene siendo documentada desde hace más de 10 años. Y todavía falta seguir invirtiendo en conocer con exactitud qué es lo que sucede con ese cuerpo de agua alrededor del cual hay tantas vidas dependientes. Y más falta hace una política que proteja el lago de los vertidos y que a la vez permita la explotación turística sin que signifique el deterioro del recurso. Hacerlo pasa por contar con la participación tanto de quienes llegan de forma esporádica como de quienes lo llaman hogar.

Tags:

  • carta editorial
  • lago de suchitlan
  • contaminacion

Lee también

Comentarios