Lo más visto

Carta editorial

Se mata por todo y por nada. Se mata con piedras y con la cadena de un perro. Se mata tanto que no escandaliza.
Enlace copiado
Enlace copiado
Lo de hoy va por detenernos a pensar en que los objetos que están retratados en esta edición nos perfilan.  En un país con muchas víctimas de violencia como este, en la abrumadora mayoría de casos nos recreamos en las características de la persona que recibe la agresión:  quién era, qué hacía, cómo vivía, con quiénes compartía. A quien casi nunca vemos es al victimario. Esto pasa porque, por lo general, lo cubre la impunidad. 

Lea el resto del contenido en: " Carta editorial". 

Tags:

Lee también

Comentarios