Carta editorial

No es una angustia que se conjugue en pasado. Como bien lo ilustra Mejía, este es un dolor de hoy, de mañana y de todos los días.

Enlace copiado
Carta editorial

Carta editorial

Enlace copiado

La voz de Guadalupe Mejía, madre Lupe, encierra muchas de las deudas de justicia que tanto daño han hecho a esta sociedad. La firma de los Acuerdos de Paz hizo callar las armas. Pero la paz no es solo dejar de agredirse. Implica también la reparación y después la reconciliación. Un proceso que aquí jamás se llevó a cabo.

 

Lee también

Comentarios

Newsletter