Lo más visto

Centroamérica

En Centroamérica compartimos pasados convulsos y presentes que son reflejo de todos los problemas que en ese pasado convulso dejamos sin resolver.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>En Centroamérica, este territorio tan pequeño y tan difícil de ubicar para gente de otras latitudes, se combina una serie de situaciones que rayan casi en lo increíble.</p><p>&nbsp;</p><p>Por ejemplo, sabemos que convivimos en un cordón de tierra tan angosto, y aun así nos esforzamos en resaltar las diferencias, la rivalidad hasta en los hechos más absurdos. Y pasamos por alto que entre lo que en realidad nos une están problemas graves como las crisis carcelarias, el desamparo de los trabajadores más humildes, la falta de oportunidades de desarrollo y la falta de espacios para las mujeres.</p><p>&nbsp;</p><p>Compartimos pasados convulsos y presentes que son reflejo de todos los problemas que en ese pasado convulso dejamos sin resolver. Así, entre los escenarios que más desnudan nuestra aún incipiente civilidad están las cárceles. El fotorreportaje de esta edición nos lleva a Honduras, al corazón del penal de San Pedro Sula. Un espacio en donde la única regla que parece respetarse es que la autoridad no se mete en los espacios dominados por los reos y los reos, a su manera, respetan el territorio de las autoridades. En todo lo que se haga adentro, lo que más peso tiene es el dinero. Las posibilidades de que alguien se regenere durmiendo en el piso o ante la certeza de que durante un motín los reos son capaces de impedir el ingreso de bomberos, son ínfimas. Y lo mismo pasa aquí.</p><p>&nbsp;</p><p>En el Caribe de Nicaragua, el drama tiene cara de extractor de langosta. Cientos de hombres han dejado en esas aguas la vida, y otros más han quedado con secuelas físicas y emocionales de las que jamás se van a recuperar. ¿A cambio de qué? De algunos dólares que sirvieron para alimentarse o emborracharse por algunos días y ya. Para los buzos lisiados, jóvenes la mayoría, no hay indemnización, ni atención médica adecuada.</p><p>&nbsp;</p><p>Y les presentamos el perfil de Maribel Arrieta, una salvadoreña que aprovechó las oportunidades que tuvo para destacar. Su familia le dio educación y ella convirtió eso en carrera. Heredó belleza y ella lo transformó en un título para el país. El periodista Carlos Chávez nos cuenta la historia de esta mujer que, con un título nobiliario en Europa, jamás dejó de sentirse salvadoreña.</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • revistas
  • septimo-sentido

Lee también

Comentarios