Revistas  / septimosentido Séptimo Sentido

Chalancitos, el negocio que se roba la niñez

El trabajo de los menores de 18 años de edad en obras de construcción está prohibido en México, pero adolescentes y niños de un pueblo indígena de Veracruz son reclutados para laborar en Ciudad de México de manera irregular, lo que confirma las fallas del Estado para ejercer el control. Esta es su historia.

Enlace copiado
Chalancitos, el negocio que se roba la niñez

Chalancitos, el negocio que se roba la niñez

Enlace copiado

En un poblado indígena del sur de México llamado Xocotla, dos adolescentes de 14 años de edad, Fermín y Benito, lograron cargar cada quien un bulto de 50 kilos de cemento. A partir de ese momento sus familias y su comunidad los consideraron aptos para irse a construir casas y edificios a Ciudad de México.

“Aquí todos los que aguantan ese peso ya se empiezan a ir para allá”, contó Fermín, actualmente de 16 años de edad y con dos de experiencia trabajando y viviendo en la capital del país, yendo de aquí para allá en la urbe buscando emplearse en construcciones. Nunca con contrato. Siempre con algún patrón que actúa fuera de la ley.

Lea el resto del contenido aquí.

Lee también

Comentarios

Newsletter