Convivencia y comunicación entre generaciones

En las empresas conviven a diario diversas generaciones de trabajadores. Explotar el potencial de cada uno debe ser el reto de los líderes.
Enlace copiado
Enlace copiado
Además de los diferentes obstáculos a los que se enfrentan las empresas  cada día, uno de los más destacados es la falta de entendimiento y armonía entre las diversas generaciones de colaboradores, pues no es un asunto solo de edad, sino de visión, de formas de realizar el trabajo y de ideas. “Hoy en día el problema radica en que hay dos o tres generaciones conviviendo  en las organizaciones y cada una  tiene características diferentes; no hay una regla estándar para lograr que las generaciones convivan”, apuntó Marta Sigarán, gerente  de Comunicación Corporativa Ketchum El Salvador (CCK).

De acuerdo con la experta, las empresas deben, antes que todo, conocer a sus colaboradores y qué los caracteriza, para entender sus métodos de trabajo, su potencial y su visión de vida. En el caso de la generación millennial o Y, que han sido estereotipados y muy poco investigados, los  líderes organizacionales deben acercarse a ellos, conocerlos y preguntarles qué esperan de su trabajo, cómo se ven actualmente y en el futuro. La época en la que nacieron y su idea de cómo desempeñar el trabajo causa un choque con la de los colaboradores que pertenecen a la generación X (padres de los millennials, nacidos entre 1960 y 1984). ¿Por qué existen tantas discrepancias entre la generación X y la Y? De acuerdo con la investigación desarrollada por CCK, sobre los millenials en Centroamérica, este tipo de colaboradores, en comparación con los más adultos, les interesa tener claridad total sobre cómo las decisiones de los demás les afecta a ellos; quieren que su trabajo sea honesto, confiable, respetuoso, que los valore a ellos y a su tiempo y que lleve a cabo acciones positivas; y asignan mayor importancia a un líder que procure el bienestar de su equipo y su crecimiento, en lugar del cumplimiento de un horario, aspecto que le preocupa más a un colaborador de la generación X.

Para lograr una convivencia armoniosa y  hacer de cada diferencia generacional una herramienta para impulsar los objetivos de las organizaciones, los líderes deben orientar sus talentos y lograr que encajen perfectamente. “El primer paso para lograrlo  es escucharlos, el segundo, conocerlos y el tercero, desarrollar canales de comunicación que les permitan hablar el mismo idioma, a pesar de ser generaciones distintas”, manifestó Marta Sigarán, como recomendaciones para que estos promuevan el crecimiento de sus equipos de trabajo.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter