Lo más visto

Corea del Sur devuelve los Volkswagen

El mes pasado se devolvió una tanda de 1.300 unidades a Alemania y se espera que a finales de este mes se envíen 1.200 más.
Enlace copiado
Enlace copiado
Corea del Sur ha sido un país muy crítico con el engaño que Volkswagen llevó a cabo en cuanto a sus emisiones.

En agosto de 2016 suspendió y prohibió la venta de vehículos del grupo alemán por haber falseado los resultados de las pruebas de emisiones de gases, de eficiencia energética y de ruido. 

El Ministerio de Medio Ambiente revocó los certificados que se habían otorgado a 80 modelos.

En diciembre de ese mismo año, el país asiático impuso una multa de 29,8 millones de euros a Audi Volkswagen Corea por publicidad engañosa relacionada con el Dieselgate y ahora ha mandado cerca de 2.500 modelos Volkswagen y Audi de vuelta a Alemania por la prohibición de ventas vigente.

Bienvenido  Tesla
Según la agencia coreana Yonhap News, los automóviles, incluidos modelos Tiguan y Golf, llevan desde 2016 retenidos en el puerto de Pyeongtaek, 70 kilómetros al sur de Seúl. 

El mes pasado se devolvió una tanda de 1.300 unidades a Alemania y se espera que a finales de este mes se envíen 1.200 más.

Los analistas industriales afirman que aún hay más de 10.000 vehículos alemanes esperando en el puerto de Pyeongtaek. Corea vuelve a demostrar así que es uno de los países que más persigue a Volkswagen para que rinda cuentas a las autoridades y a la opinión pública y que apuesta por una movilidad sostenible.

De hecho, la llegada de Tesla a Corea del Sur ha supuesto tal revulsivo que ya hay una lista de espera de seis meses para probar el Model S 90D, el único que de momento se ofrecerá a los consumidores coreanos. 

El fabricante norteamericano abrió un punto de venta en el distrito de Gangnam (sí, el de la canción que escuchaste hasta la muerte), al suroeste de Seúl.

Como adelantábamos antes, Corea del Sur prohibió la venta de vehículos del grupo alemán y le impuso cuantiosas multas y cargos contra ejecutivos y exejecutivos de la empresa. Una fotografía que difiere bastante de la que encontramos en Europa, que aún reflexiona si debe proteger la economía doméstica o castigar un engaño.

En Estados Unidos, a pesar de las multas, tampoco le ha ido del todo mal. El grupo VAG ha recibido el visto bueno por parte de la EPA para que vuelva a sacar al mercado los 67.000 vehículos diésel que almacena en aparcamientos del país, que tendrán que ser reprogramados. 
 

Tags:

Lee también

Comentarios