Lo más visto

Más de Revistas

DE VENTANA A VENTANA

Enlace copiado
David Escobar Galindo

David Escobar Galindo

Enlace copiado

Ahora que tenía enfrente aquel paisaje de habitaciones verticales sin fin visible, al menos desde su mirador personal, podía sentir en forma patente y entrañable lo que es estar inmerso en un vecindario accesible cara a cara; es decir, de cristal a cristal, sólo con el aire libre de por medio. Y eso era justamente lo que él estaba asumiendo anímicamente desde que llegó al lugar por obra de una casualidad que tenía en el fondo una vibrante resonancia de destino. Esa casualidad se había dado cuando sus padres escogieron la emigración como destino familiar, y se conectaron con el coyote que los llevó hacia el Norte a través de todos los desvíos azarosos imaginables. Al fin de cuentas, era la ruta soñada, pese a todos los tropiezos en el avance.

Las mañanas de domingo eran sus momentos favoritos, ya que entonces todas las ventanas del entorno, incluyendo desde luego la de él, tenían habitantes a la vista o al fácil alcance de la vista. Y en esta oportunidad la mañana presentaba de pronto signos fuera de lo común.


Leer poemas completos en: Historias sin Cuento

Tags:

  • Historis sin Cuento

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines