Decálogo para padres divorciados

Cuando se ha enfrentado el proceso doloroso de disolución del matrimonio, antes que cualquier otra cosa, se debe pensar en el bien de los hijos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Es por eso que en esta oportunidad te exponemos un decálogo extraído del libro My Parents Still Love Me Even Though They’re Getting Divorced, de Lois Nightingale, para que tengas una guía sobre cómo actuar ante situaciones que se presentarán durante y después de este doloroso y delicado proceso de separación.


1. Sé sincero. No dejes que tu hijo crea que “papá está de viaje por trabajo” o “todo va a ir bien”. Los pequeños son muy inteligentes, y seguramente descubrirán si un padre está ocultándoles la verdad, aunque el propósito sea protegerles.  Tus hijos necesitan respuestas sencillas, que puedan asimilarse fácilmente, sin tener que echar la culpa a nadie.

2. No es culpa de ellos. Suele pasar que los hijos piensan que son ellos los responsables de la ruptura de sus padres. Por tanto, es necesario que durante los dos primeros años, los padres le recuerden, de forma cariñosa, que el divorcio es una decisión tomada por sus padres, en los que ni ellos, ni su comportamiento tienen algo que ver.

3. Escúchalos. Los niños tienen muchas preguntas, sentimientos, suposiciones y preocupaciones sobre el divorcio. Es necesario que como padres te sientes y lo escuches en silencio; esto, para que el niño se sienta tranquilo y relajado, y a la vez sepa que está siendo escuchado de forma atenta y paciente.

4. Déjalos expresar sus sentimientos. Es bueno que le hagas saber a los pequeños que es bueno que expresen sus sentimientos, cualquiera que estos sean. Muchos niños ocultan sus sentimientos de tristeza, ira o dolor, porque tienen miedo de que eso moleste a sus padres.

5. Tus hijos deben saber que es normal que quieran que sus padres vuelvan a estar juntos. Puedes explicar a tus hijos que, una vez divorciados, es improbable que los padres vuelvan a vivir juntos de nuevo, pero que su deseo de reconciliación es lo más normal del mundo. No deben sentirse avergonzados de sentir ese deseo.

6. Transmite a tus hijos toda la seguridad. A muchos niños les preocupa que, a causa del divorcio de sus padres, tengan problemas de comida, ropa o incluso alojamiento. Los niños que viven solo con su madre pueden necesitar saber que ella tiene un plan para protegerlos en caso de incendio, “ladrones o fantasmas“.

7. Habla con tus hijos acerca de amigos suyos con padres separados o divorciados. Esta es una buena manera de conocer los temores de tu hijo y sus ideas sobre los padres divorciados, y dará la oportunidad de aclarar conceptos erróneos y recordarles que muchos otros niños han pasado antes por lo que ellos están pasando.

8. No hables mal de tu ex pareja delante de tus hijos y tampoco utilices a tu hijo de mensajero. Los niños deben ser capaces de querer a ambos padres. No permitas que tus hijos se enganchen a un solo progenitor.

9. Pasa tiempo con amigos. Tener una red de amigos que te apoye, evitará que tu hijo se convierta en tu confidente y en el responsable de tu bienestar emocional. Estar mucho tiempo a solas con ellos puede limitar tu capacidad para tolerar el día a día con tus hijos.

10. Lee con tu hijo un libro (adecuado a su edad) que trate sobre el divorcio. Esto te ayudará a hablar con él de temas importantes y le permitirá formular preguntas que, de otra manera, no se le habrían ocurrido o no se atrevería a hacer.

Tags:

  • revista ella
  • padres
  • familia
  • hijos
  • divorcio

Lee también

Comentarios

Newsletter