Lo más visto

Desarrollo organizacional: La consultoría del desarrollo organizacional

A la persona consultora le toca acompañar a las organizaciones en la toma de consciencia del entorno en el que está, así como de su función transformadora hacia la sociedad.

Enlace copiado
La consultoría del desarrollo organizacional es sumamente importante.

La consultoría del desarrollo organizacional es sumamente importante.

Enlace copiado

Las organizaciones que quieren vivir procesos de transformación desde el enfoque del desarrollo organizacional buscan el apoyo de personas externas que, durante un período, juegan un papel relevante. 

Estas personas, desde el rol de consultoría externa, no cumplen las expectativas que tradicionalmente se les atribuye. No son expertas en dar respuestas y soluciones, sino en hacer preguntas y provocar reflexiones; no son las protagonistas de lo que ocurre en la organización, solo actúan de “testigos” de ello; no mueven ni lideran los cambios, se ponen al servicio de la organización; no transmiten discursos o “exitosas”, se ponen a elaborar “a medida”, de manera artesanal con las personas de la organización; no escriben extensos informes de difícil lectura, redactan documentos que provocan y estimulan la reflexión colectiva; no ocupan en lugar central de las reuniones, se colocan en la periferia para observar cómo interactúan, en lo visible y lo relacional, las personas, equipos y toda la organización. Con términos académicos del campo de la consultoría organizacional profesional, optan por un modelo y enfoque de consultoría “de proceso”. 

Este enfoque, tradicionalmente alejado de la labor de “consultoría experta”, tiene, además del estilo y las responsabilidades señaladas, la labor de animar a que las organizaciones no estén de espaldas a la sociedad y al mundo actual. Por eso es necesario hacer considerar las realidades sociales, económicas, políticas, tecnológicas y culturales que están modificando la manera de entender las organizaciones en las sociedades del siglo XXI. Utilizando para ello paradigmas vinculados, por ejemplo, a la “liquidez de las organizaciones” de Bauman o a la “teoría U” de Shamer y su “era de la colaboración”. 

La consultoría de desarrollo organizacional tiene mucho que ver con la idea de Orwell en su libro más famoso: “Libertad es poder decir algo que los demás no quieren oír”. A la persona consultora le toca acompañar a las organizaciones en la toma de consciencia del entorno en el que está, así como de su función transformadora hacia la sociedad.

Descubre aquí la nueva oferta laboral de la semana. 

Tags:

Lee también

Comentarios