Detección temprana del cáncer para una mejor curación

Una de las medidas más importantes que se pueden tomar en cuenta para prevenir las consecuencias que trae el cáncer de seno consiste en detectar la enfermedad de manera temprana.

Enlace copiado

- 00:02:54 La Prensa Gráfica

Enlace copiado

El cáncer de seno que se detecta en fase temprana,  es decir cuando es pequeño y no se ha extendido, puede ser más fácil de tratar, obteniendo buenos resultados. Las pruebas de detección habituales  como la mamografía pueden ayudar a detectar el cáncer de seno en una etapa temprana.

Una mamografía puede encontrar,  muchos años antes de que se presenten síntomas físicos, cambios en los senos que podrían ser cáncer. Los resultados de muchas décadas de investigación muestran claramente que las mujeres que se practican la mamografía de manera regular poseen más probabilidades de encontrar temprano el cáncer de seno, menos probabilidades de necesitar tratamiento agresivo y más probabilidades de curarse.

Por ello, la Sociedad Americana Contra el Cáncer recomienda a las mujeres con riesgo promedio de padecer cáncer de seno, tomar en cuenta las siguientes medidas para detectar el cáncer a tiempo:

-    Las mujeres entre los  40 y 44  años de edad tienen la opción de iniciar la detección de esta enfermedad realizándose una mamografía cada año.
-    Las mujeres de 45 a 54 años deben someterse a una mamografía cada año.
-    Las mujeres de 55 años y mayores pueden cambiar a una mamografía cada 2 años, o pueden optar por realizarse la mamografía anualmente.

 

Fuente: https://www.cancer.org

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter