Lo más visto

¿Dónde se enflora a un desaparecido?

A El Salvador le falta gente. La guerra civil dejó saldo de 75,000 muertos y 10,000 desaparecidos. Aunque la paz se firmó hace un cuarto de siglo, hay quienes siguen buscando a esas personas. Guadalupe Mejía es una de los que aún tienen la esperanza de encontrarlos. Ahora ha puesto sus expectativas sobre la nueva Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Adultas Desaparecidas en el Contexto del Conflicto Armado en El Salvador (CONABUSQUEDA).
Enlace copiado
Guadalupe Mejía, Fundadora de CODEFAM

Guadalupe Mejía, Fundadora de CODEFAM

Enlace copiado

Se llama Guadalupe Mejía y sus allegados la conocen como madre Lupe. Ahora es una señora de 74 años que camina lento y apoyada en un bastón, pero ha pasado los últimos 40 años de su vida organizando marchas, gritando consignas en megáfonos, realizando protestas y exigiendo justicia. Este año se anunció en Casa Presidencial la creación de CONABUSQUEDA y para Guadalupe esa es una señal de que después de décadas buscando a hombres y mujeres desaparecidos, hoy se encuentra un poco más cerca de conocer su paradero.

Su plan nunca fue ser activista. Quería graduarse de maestra, sin embargo, solo pudo estudiar hasta segundo grado. Guadalupe nació en el cantón La Ceiba, de Chalatenango, y cuando tenía 17 años, se casó con Justo Mejía. Pronto formaron una familia que se sostenía vendiendo atarrayas y trabajando la tierra.

 

Lee también

Comentarios