Lo más visto

El Salvador acogió a la Expedición Cayenne

La majestuosidad de la geografía local marcó la travesía
Enlace copiado
Algunos de los lugares más representativos fueron visitados por la Expedición Cayenne.

Algunos de los lugares más representativos fueron visitados por la Expedición Cayenne.

Enlace copiado

Siguen los kilómetros, los retos y las dificultades, pero la Expedición Porsche Cayenne no se detiene. El Salvador fue el quinto país centroamericano que visitó, donde las verdes montañas y el mar azulado han servido de telón de fondo y en donde los clientes y seguidores de la marca de deportivos de Stuttgart también se han hecho presentes para conocer de cerca al Cayenne S que ya ha recorrido 17.009 kilómetros de su recorrido por América Latina.

Fue una travesía difícil pero sobrecogedora, por la naturaleza volcánica de su geografía que representa al mismo tiempo la devastación y la vida en un solo lugar. 

El volcán de Izalco no faltó en esta travesía. 

Durante toda su historia El Salvador ha convivido con ese designio, que hoy, por fortuna, es más vida gracias a la fertilidad de sus montañas vivientes. La Expedición Cayenne pasó muy cerca de esos volcanes, los más representativos del país, y fue testigo de la exuberante naturaleza y de sus majestuosas elevaciones.

Primero, el SUV alemán se adentró en la selva salvadoreña y llegó al Lago de Coatepeque. Después mantuvo su rumbo hasta arribar al Parque Nacional del Cerro Verde, desde donde se observan las mejores vistas panorámicas del país.

Para acercarse a San Salvador, el Cayenne S tomó la ruta junto a la playa por la carretera al Puerto de La Libertad y allí, en la capital del país, visitó el monumento Salvador del Mundo. 

El Club Porsche de El Savador acompañó a la expedición por algunos tramos. 

El deportivo alemán también recorrió las avenidas Juan Pablo II, el Boulevard de los Héroes y la Calle Arce. Por supuesto, la Expedición hizo la parada obligada en el Porsche Center, ubicado en bulevar y Urbanización Santa Elena. Este fue el punto de encuentro para decenas de fanáticos de la marca e integrantes del Club Porsche que el sábado acompañaron a la Expedición en un tramo que incluyo las carreteras cercanas a los volcanes San Salvador e Izalco.

 

La expedición tuvo una parada en el Porsche Center de El Salvador.

“El excepcional desempeño que ha tenido el Cayenne S por montañas, playas, desiertos, planicies y demás terrenos que ha cruzado en sus más de 17.000 kilómetros desde que partiera del sur del continente, incrementan el prestigio de la marca y reafirman que la compra de un Porsche es una gran inversión”, dijo Héctor Fonseca, gerente de la marca en El Salvador. “Es un gran placer para nosotros ser parte de esta inolvidable experiencia”.

La Expedición Cayenne comenzó el pasado 9 de noviembre con un recorrido que unió a Punta del Este con Montevideo y Buenos Aires. 

Se trata de una aventura de 18.855 kilómetros que pasará por todos los países de habla hispana de América Latina y que culminará el próximo 24 de enero en Ciudad de México.

Los paisajes salvadoreños engalanaron a la Expedición Cayenne.

 

Tags:

  • Actualidad
  • Expedición Cayenne
  • Motor

Lee también

Comentarios