El buen hábito de la puntualidad

Detrás de una persona impuntual lo que hay son excusas e irresponsabilidades. 
Enlace copiado
La puntualidad es el reflejo del nivel de compromiso e interés que la persona tiene con su empleo o con el resto de personas. 

La puntualidad es el reflejo del nivel de compromiso e interés que la persona tiene con su empleo o con el resto de personas. 

Enlace copiado

Adquirir el hábito de la puntualidad es parte del crecimiento personal y del autocompromiso. La siguiente información permite atender y fomentar este hábito.
 
1- Es importante analizar los factores que están generando la impuntualidad. Una vez descubiertos, es importante corregirlos. Ese es el primer paso para cambiar este hábito.
 
2- Reconoce que los cinco minutos extra para levantarse en realidad no funcionan para descansar, sino para retrasar. En cinco minutos no se logra un estado profundo del sueño y el descanso no se puede hacer efectivo, así que lo mejor es levantarse de una vez por todas y atender lo que se debe realizar.
 
3- Para evitar el caos, se debe dejar preparado todo desde la noche anterior. Ropa, alimentos, paquetes deben estar listos para solo agarrar y salir. Hacer un itinerario también funciona si se tienen varios destinos que cubrir antes de llegar al trabajo, por ejemplo.
 
 4- Es importante reducir los distractores. ¿Es urgente revisar las redes sociales antes de atender asuntos importantes o es meramente una manía?
 
5- Sea consciente del tiempo. Es necesario hacer cuentas del tráfico en su máxima expresión de horas pico y no pensar que se va solo en la carretera. Calcular el tiempo, el tipo de transporte y la hora en que se ha solicitado llegar es vital para no presentarse con retraso.
 
¿Por qué es importante la puntualidad? Según los expertos de Manpower Group, la puntualidad es el reflejo del nivel de compromiso e interés que la persona tiene con su empleo o con el resto de personas. 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter