El capo que se enamoró de sí mismo

Miles de personas involucradas en seguirle la pista, varios operativos e incursiones de las que se escapó por poco, la utilización de mecanismos tecnológicos para interceptar sus comunicaciones. Al final el narcotraficante más buscado del mundo fue recapturado por su insistencia en contarle al mundo su versión de la historia.
Enlace copiado
El capo que se enamoró de sí mismo

El capo que se enamoró de sí mismo

El capo que se enamoró de sí mismo

El capo que se enamoró de sí mismo

Enlace copiado
La captura de Joaquín “el Chapo” Guzmán fue el resultado de la cacería humana más intensa de la historia moderna de México. Al menos 2,500 agentes de seguridad y de inteligencia estuvieron detrás del rastro del hombre cuya fuga avergonzó al presidente del país, Enrique Peña Nieto.

El Gobierno dice que la persecución del capo de la droga implicó reunir información fragmentada de inteligencia, datos, interrogatorios y allanamientos, así como el seguimiento a los actores Sean Penn y Kate del Castillo, que llegaron a México a entrevistar al narcotraficante más buscado del mundo.

Aunque las autoridades mexicanas han estado persiguiendo a Guzmán durante décadas, los operativos desplegados tras su espectacular fuga de una cárcel de máxima seguridad fue diferente por dos razones, dijo un exfuncionario de inteligencia del Gobierno mexicano, que habló bajo condición de anonimato porque no está autorizado a hablar del tema públicamente.

“Pienso en dos factores determinantes para el resultado: 1- ‘El Chapo’ dejó de ser clandestino, salió de la montaña (... al) darle facilidad a inteligencia (para) ubicarlo (...) se reunió con gente, sabemos que lo hizo. 2- Otro factor (...) Hubo desde la fuga del ‘Chapo’ 2,500 (agentes) dedicados exclusivamente, de distintas tendencias de seguridad, inteligencia, Marina, SEDENA (Secretaría de Defensa Nacional) para lograr el operativo”, dijo el exfuncionario.

La oficina del presidente Enrique Peña Nieto y del fiscal general de México no respondieron a intentos de confirmar la cantidad de policías y militares involucrados en la captura del capo, pero otras personas que fueron informadas del operativo dijeron que, por lo menos, asignaron a 2,500 funcionarios a la delicada tarea.


***
 

El rastro del dinero



El cartel de Sinaloa y otras organizaciones del narcotráfico “pulverizan” sus ganancias en bienes raíces o pequeños negocios para dificultar su detección, de acuerdo con el ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo. Detectar a dónde va a parar el dinero, que se mueve generalmente a través de prestanombres, “es trabajo de inteligencia financiera, y la unidad de inteligencia financiera reside en la Secretaría de Hacienda”, señaló.

Según declaraciones del “Chapo”, en los 17 meses que estuvo preso en la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, antes de escaparse por un túnel en julio, sus negocios permanecieron intactos. “Para lo que yo veo y sé, es que todo sigue igual. No ha mermado, no ha subido”, afirmó.

Un exfuncionario que entrevistó a Guzmán cuando fue detenido por primera vez en 1993 y luego de su primera fuga en 1991 tuvo a su cargo los operativos de búsqueda del capo en las montañas de Sinaloa y Durango, conocidas como el Triángulo de Oro. Dijo que la cantidad de personas en esos operativos solo ascendía a 60 soldados como máximo, no cientos.

“Obviamente costó mucho dinero, pero ellos sabían que tenían que atrapar al ‘Chapo’ Guzmán”, dijo Michael Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos y quien también fue informado sobre el operativo de captura. “La única manera de lograrlo era saturando el área dónde se encontraba”.

“Se le hizo ir a una casa de seguridad en Los Mochis. Él sabía que eso iba a hacerlo vulnerable, pero no tenía otra opción”, agregó.

Cada llamada telefónica o mensaje texto, o cada desplazamiento que hacía en la región, era analizado, dijo el exfuncionario, incluyendo la reunión que Guzmán tuvo con los actores de Hollywood Sean Penn y Kate del Castillo el pasado 2 de octubre.

Vigil y el exfuncionario coincidieron en que las llamadas telefónicas realizadas por Del Castillo, los mensajes de texto y otras comunicaciones tuvieron que haber sido monitorizadas desde que tuvo su primer contacto con Guzmán en 2015, cuando el capo estaba aún en la cárcel.

Pese a la cantidad de recursos desplegados, las autoridades tardaron seis meses en atraparlo, mientras que los medios de comunicación mexicanos informaban, en repetidas ocasiones, de incursiones de las autoridades en las montañas de Sinaloa, estado natal de Guzmán.

El capo fue capturado el viernes en la madrugada, después de un tiroteo en la ciudad de Los Mochis en el que murieron cinco de sus hombres y un infante de Marina resultó herido.

Según el portal especializado InsightCrime, la captura de Guzmán no afectará de manera importante sus negocios. “No hay duda de que el arresto previo del ‘Chapo’ en febrero de 2014 no produjo un detrimento demostrable en las actividades del cartel de Sinaloa; al contrario, el negocio siguió en gran parte sin novedad. Y no parece que las circunstancias hayan cambiado bastante para que su recaptura precipite una crisis importante en las operaciones del cartel”.


***

 

Capo enamorado



Todo el mundo quería contar su historia, pero “el Chapo” estaba empecinado en que solo iba a trabajar con la actriz mexicana, a la que un exfuncionario bautizó como la “Sharon Stone de México”.

“La película era lo secundario. La principal motivación de la reunión con Kate del Castillo era establecer una relación con ella”, dijo Vigil, citando a sus fuentes de inteligencia.

Cuatro días después del encuentro del 2 de octubre, los soldados llevaron a cabo intensas operaciones en Tamazula, Durango, donde el encuentro con Penn y Del Castillo se llevó a cabo. El exfuncionario dijo que ese fue el tiempo que les tomó recabar la información de inteligencia y montar el operativo.

Al final del día, Guzmán escapó por un pelo.

Las autoridades mexicanas han confirmado que el capo parecía enamorado de la actriz y que, tal vez por eso, cuando los infantes de Marina allanaron el rancho en el que se había estado escondiendo encontraron testosterona inyectable, un medicamento que incrementa la libido de los hombres.

La explicación del enamoramiento es algo que parece creíble para analistas de seguridad como Alejandro Hope, quien recordó la debilidad del narcotraficante por las mujeres, y que “tiene 18 hijos y está casado con una mujer 30 años más joven que él”.

Haya habido delito o no durante ese encuentro en la sierra mexicana, lo que parece quedar claro es que la megalomanía de Guzmán Loera, al querer inmortalizarse en una película, y su espíritu conquistador lo acercaron a las autoridades, que le siguieron la pista muy de cerca desde octubre hasta que fue capturado en Sinaloa hace poco más de una semana.

“Fue cuestión de ego tanto hacer una película, como reunirse con Kate del Castillo”, añadió el analista Hope.

Ese octubre sirvió a las autoridades para colocar varios equipos de búsqueda para montar guardia en varias propiedades relacionadas con Guzmán en y alrededor de Los Mochis. Pero fue hasta hace poco más de dos semanas que comenzaron a notar un aumento en las actividades de una de las casas en un barrio de lujo. Inteligencia indicó que se trataba de la esposa de Guzmán, Emma Coronel, que había llegado al lugar con sus hijas gemelas para celebrar la fiesta de Reyes.

El “timming” no fue accidental, dijo el exfuncionario. Las épocas de vacaciones y los cumpleaños son los mejores momentos para atrapar a los prófugos de la ley. “Ellos tratan de estar en familia, y las unidades de inteligencia aprovechan estos contactos para averiguar dónde están”, indicó.

Al final, el exfuncionario atribuyó la captura de Guzmán a que el capo “perdió el piso”.

Cuando ambos se conocieron, Guzmán era un narco de nivel medio sin la imagen que hoy tiene de héroe popular. Era prudente, humilde y se dirigía a las autoridades de la manera más formal. Apenas podía escribir, pero es muy inteligente, dijo el exfuncionario.

Hoy en día, el exfuncionario ve a un hombre que dejó que su ego dominara su personalidad.

Cuando irrumpieron en su casa de Los Mochis, las autoridades encontraron los DVD de la serie “La reina del Sur”, que protagonizó Del Castillo, en la que interpreta a una reina de la droga. Tanto Penn y el Gobierno dijeron que Guzmán quería que se hiciera una película sobre él.

“Se enamoró de su propia leyenda”, concluyó el exfuncionario.

Tags:

  • kate del castillo
  • chapo guzman
  • narco
  • pelicula
  • narcotrafico
  • emma coronel

Lee también

Comentarios

Newsletter