Lo más visto

El caso del pequeño Alfie Evans: ejemplo de lucha de los padres por la vida de su hijo

El bebé Alfie Evans, de 23 meses, que sufre una rara enfermedad, fue desconectado en contra de la voluntad de sus padres, quienes continúan la lucha para mantenerlo con vida. Así como estos padres, muchas madres salvadoreñas enfrentan una constante batalla por la salud de sus hijos.¿Qué implica esta lucha para ellas?
Enlace copiado
El caso del pequeño Alfie Evans: ejemplo de lucha de los padres por la vida de su hijo

El caso del pequeño Alfie Evans: ejemplo de lucha de los padres por la vida de su hijo

Enlace copiado

El caso del pequeño Alfie Evans ha despertado diversas opiniones por la lucha continua de sus padres por mantenerlo con vida a pesar de la decisión de desconectarlo tomada por un tribunal en Reino Unido. 

Dejando de lado el plano judicial, en el país, las madres salvadoreñas enfrentan sus propias batallas para velar por la salud de sus hijos, sin dudarlo ni un minuto. Además de lidiar con el temor de perderlo, esto es lo que implica luchar por su vida: 

1. Rutina diaria interrumpida: el hospital se convierte en su nuevo hogar, con la incertidumbre de si serán días, semanas o meses los que estarán ahí.

2. Mostrarse fuerte ante el hijo: a pesar de los temores, dudas e inseguridades, la madre tiene una sonrisa en su rostro cuando está a su lado, para transmitirle ánimos y optimismo al pequeño.

3. Malabarismo con el trabajo: puede que en algunas ocasiones se enfrente a una lucha interna porque tendrá que dejar solo al pequeño para poder presentarse al trabajo. Sin embargo, puede apoyarse en su pareja o en algún familiar para que su hijo siempre esté acompañado.

4. Agotamiento: el cansancio se hace notorio. La madre seguirá levantándose temprano cada  mañana, a pesar de pasar noches en vela al lado de su hijo. ¿De dónde sacará las fuerzas?  ¡Del amor de madre!

5. Aferrarse a la esperanza: ¡También hay lágrimas de alegría! Se celebra cada avance y mejora. Cuando la madre siente que ya no puede más, se aferra a la esperanza, se levanta y pelea. Esa batalla vale más que todo el oro del mundo.
 

Tags:

Lee también

Comentarios